Cartas al director
i

Recortes en educación

Acabamos de saber que este 2011 el presupuesto dedicado a educación, sufrirá un recorte de unos 1.800 millones de euros. Es decir, una vez más nuestros políticos pecan de cortoplacistas y recurren a lo más fácil y rápido en lo que parece una carrera por ver quién realiza el mayor recorte, y que, sin embargo, es lo más caro a medio y largo plazo.

Es como si unos padres que pasan por una situación económica difícil, deciden que la mejor manera de recortar gastos y llegar a fin de mes, es recortar el presupuesto en alimentación de sus hijos. Que no hace falta que coman tres o cuatro veces al día, con dos es suficiente. De esta manera reducen gastos drásticamente, pero también hipotecan el futuro de sus hijos precisamente cuando más falta les hace. Cuando están creciendo, condenándoles de esta manera a un crecimiento pobre que les garantiza ser los primeros en caer en futuras enfermedades.

Esto mismo es lo que están haciendo nuestros políticos. Sí, el gasto en educación es elevado, pero recortar de aquí es la mayor garantía para sufrir antes que los demás futuras crisis económicas y enfrentarse a ellas en peores condiciones que otros países, tardando más en salir de ella.

Por desgracia nuestros políticos no están a la altura, y no se dan cuenta de cuáles son los pilares de una sociedad de progreso y que nos proteja de futuras crisis. Otros países más avanzados hace tiempo que se dieron cuenta de ello. De modo que cuando esta crisis llegó, recortaron gastos de muchos sitios, exceptuando tres, educación, sanidad e investigación y desarrollo. ¿Cuándo se darán nuestros políticos cuenta de ello?

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 14 de enero de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50