Los obispos del País Vasco y Navarra piden a ETA su disolución definitiva

La petición de los obispos a ETA para que se disuelva fue una de las reacciones a la lectura del comunicado en el que confirmaba su tregua.

- Los obispos. Los obispos del País Vasco y Navarra han reiterado a ETA "la exigencia moral de su disolución definitiva e incondicional". A través de una nota firmada por el arzobispo de Pamplona y Tudela, Francisco Pérez González, y los obispos de Bilbao, Mario Iceta, San Sebastián, José Ignacio Munilla, y Vitoria, Miguel Asurmendi, manifiestan su "anhelo y esperanza de paz" tras conocer el alto el fuego "permanente, general y verificable internacionalmente" de la banda armada.

- Lokarri. El grupo Lokarri sostiene que el deseo de que la violencia finalice "de manera definitiva" no debe ser un "obstáculo" para "apreciar el importante avance" que en su opinión representa el comunicado de tregua de ETA. Para Lokarri el comunicado hay que valorarlo "con perspectiva". Hace "escasamente año y medio", recuerda, ETA colocó una bomba de gran potencia en Burgos y mató a dos guardias civiles en Mallorca, y en septiembre del año pasado "anunció el cese de las acciones armadas ofensivas".

- El fiscal Calparsoro. El Fiscal Superior de la Comunidad Autónoma Vasca, Juan Calparsoro, cree que sería "prematuro" proceder a la legalización de Batasuna porque la declaración de alto el fuego permanente, general y verificable de ETA, no supone su fin "definitivo". En declaraciones a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Calparsoro considera que el comunicado no es "lo suficientemente definitivo" como para poder legalizar a la formación declarada ilícita.

- Juventudes de EA y de Aralar. Gazte Abertzaleak e Iratzarri, las organizaciones juveniles de Eusko Alkartasuna y de Aralar, respectivamente, coincidieron ayer en valorar como un "avance" el alto el fuego de ETA y en solicitar la legalización de la expresión política de la izquierda abertzale.

- JAZ. JSE-Egaz Ramón Rubial lamenta "profundamente" que ETA haya "perdido una oportunidad para hacer caso a la sociedad vasca, que lo único que quiere de forma unánime es su desaparición". También muestra su cansancio por toda la "retórica que rodea a ETA, a la izquierda abertzale, y a quienes se han autoerigido en líderes de un proceso de democratización con condiciones".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS