Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Un comunicado hacia el final de ETA

Batasuna corrige a ETA al señalar que el alto el fuego sí es "unilateral"

Txelui Moreno añade que significa "el final del final de la confrontación armada"

Batasuna corrigió ayer a ETA al atribuir a la banda intenciones que no aparecieron expresadas en el comunicado de la víspera y anunció, a su vez, que habrá nuevos comunicados de la organización terrorista. La causa de esta corrección radica en que todos los partidos que se comprometieron con Batasuna en la petición a ETA del cese de la violencia, recogida en la Declaración de Gernika, incluida Aralar, consideran el texto del lunes "insuficiente".

Ayer, el portavoz de la izquierda abertzale, Txelui Moreno, interpretó en Catalunya Ràdio que el comunicado de la banda es "el final del final de la confrontación armada" y añadió que con ese texto "ETA ha tomado una decisión "importante", "irreversible" y "unilateral". Precisamente, lo que ayer introdujo Moreno en el comunicado fue aquello que más han echado en falta los partidos democráticos: que ETA eludiera que su decisión de abandono de las armas era unilateral y que no imponía condiciones al cese definitivo de las armas.

Todos los partidos destacaron el lunes que lo peor del comunicado de la banda era su último párrafo, en el que condicionaba el cese definitivo de la violencia a la consecución de los objetivos políticos: el derecho a la autodeterminación y la territorialidad.

Especialmente relevante fue la posición de Aralar, el partido que junto a Eusko Alkartasuna y Batasuna reclamó a ETA un cese unilateral, además de permanente y verificable, y con vocación de definitivo, recogidos en la Declaración de Gernika de septiembre. El líder de Aralar, Patxi Zabaleta, aseguró que el comunicado de ETA no se ajustaba a la Declaración de Gernika. Fue claro al señalar: "Para que lo anunciado [el comunicado de ETA] tenga eficacia plena, queda pendiente la aceptación de la unilateralidad".

A su vez, el presidente de PSE, Jesús Eguiguren, que se manifiesta partidario de la legalización de Batasuna para consolidar el proceso, señaló que el comunicado de ETA complica la legalización de Batasuna porque no aclara que el final de la violencia es irreversible. Eguiguren reclamó a los abertzales un pronunciamiento para aclarar que van a luchar por sus objetivos sin recurrir a la violencia y que no aceptarán que nadie vuelva al terrorismo.

A la vista de todas estas exigencias, los partidos nacionalistas interpretan la declaración de ayer de Txelui Moreno como una respuesta. El portavoz abertzale subrayó en esa línea que no se ha entendido suficientemente bien el párrafo del texto de ETA en el que expresa su "compromiso con el final de la confrontación armada". Cree que eso lo dice todo y lo deja bien claro, aunque en un párrafo posterior también se añade que "ETA no cejará en su esfuerzo y lucha por impulsar y llevar a término el proceso democrático".

El siguiente paso ahora en la estrategia de Batasuna será la presentación en el Registro del Ministerio del Interior de los estatutos de un nuevo partido, que recogerá el rechazo de la violencia y cumplirá los requisitos de la Ley de Partidos. Las previsiones de la izquierda abertzale son que materializarán esa inscripción en la última semana de enero o la primera de febrero, con la pretensión de poder concurrir en las elecciones municipales del próximo 22 de mayo. A partir de ahí, Batasuna iniciará una campaña de movilización a favor de su legalización, que en realidad ya ha comenzado. En esa pretensión trata de contar con el respaldo del Grupo Internacional de Contacto, que anima el mediador sudafricano Brian Currin, para presionar al Gobierno.

Los plazos

- No hay plazo para inscribir un partido nuevo en el Ministerio del Interior: la solicitud puede presentarse en cualquier momento. Pero, una vez presentada, el ministerio tiene 20 días para tramitarla y decidir si admite o no ese nuevo partido (Artículo 4.2 de la Ley de Partidos).

- En el caso de no admitirlo por entender que no cumple los requisitos legales, el ministerio impugna la inscripción ante el fiscal general del Estado. Este puede hacer dos cosas: si considera que el partido es perfectamente legal, devuelve el asunto al ministerio y el partido queda inscrito; si no, lo impugna ante el Tribunal Supremo y, mientras este decide, la inscripción queda suspendida.

- Las listas electorales -bien sean de partidos o de agrupaciones de electores, la fórmula con la que Batasuna ha intentado concurrir en alguna ocasión y que le ahorraría todo el procedimiento anterior de creación de un partido nuevo- para las elecciones municipales y forales de mayo en Euskadi deben presentarse entre los próximos 13 y 18 de abril.

- El ministerio puede en ese momento impugnar las listas electorales si entiende que están contaminadas, por ejemplo si en ellas concurren candidatos que en el pasado se presentaron con Batasuna o con alguna de sus marcas electorales ya ilegalizadas.

- Este punto de la ley, el plazo que tiene el Gobierno para impugnar las listas, es el que PSOE y PP quieren endurecer con la reforma de la Ley Electoral, ahora en tramitación en el Senado. El objetivo es que las listas puedan ser suspendidas hasta 10 días antes de los comicios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de enero de 2011

Más información