Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:MÁLAGA 1 - ATHLETIC 1 | FÚTBOL | 18ª jornada de Liga

Javi Martínez salva al Athletic

El Málaga entrega en un descuido en el descuento un partido que mereció ganar

El Málaga más serio en defensa de cuantos se han visto en La Rosaleda en lo que va de temporada -se nota, y mucho, la llegada de Demichelis- dejó escapar en un descuido en el descuento un partido que mereció ganarle al Athletic. En el minuto 93, Gabilondo sacó una falta desde casi 40 metros y Javi Martínez, un especialista en marcar tantos heterodoxos, quedó inexplicablemente libre de marca, y de espaldas al portero Asenjo remató con la coronilla. El cuadro de Caparrós, que apenas creó ocasiones, se llevó así un punto balsámico en la semana de la eliminación copera frente al Barça.

Con un equipo muy desgastado físicamente tras la paliza del miércoles en San Mamés, Caparrós acudió a Málaga dispuesto a experimentar. Colocó a Borja Ekiza de central -el canterano tapó con desahogo algunas internadas de Quincy- y a Iturraspe como segunda punta. El ensayo del técnico de Utrera dio mejores resultados en defensa que en ataque.

MÁLAGA 1 - ATHLETIC 1

Málaga: Asenjo; Gámez, Demichelis, Welligton, Mtiliga; Camacho, Apoño; Quincy (Seba, m. 73), Maresca (Recio, m. 56), Duda (Fernando, m. 87); y Rondón. No utilizados: Arnau; Kris, Manolo, Portillo y Juanmi.

Athletic: Iraizoz; Iraola, San José, Ekiza, Koikili; Orbaiz, Iturraspe (De Marcos, m. 60); López, Javi Martínez, Muniain (Gabilondo m. 68); y Llorente. No utilizados: Raúl Fernández; Ocio, Castillo, Gurpegui y Martínez.

Goles: 1-0. M. 79 Demichelis. 2-0. M. 93. Javi Martínez.

Árbitro: Velasco Carballo. Amonestó a Camacho, Iturraspe, Demichelis, Muniain, Recio, Apoño y Asenjo.

20.000 espectadores en La Rosaleda.

Durante la primera parte, los dos equipos se dedicaron a convivir en el campo. El Athletic cortaba con solvencia, y en ocasiones con dureza, las internadas malaguistas, más bien tímidas. Los jugadores de Pellegrini se debían conformar con tiros lejanos. Solo Apoño, que intercambió su puesto con Duda y ocupó funciones de extremo izquierda, dio trabajo a Iraizoz.

Tras el descanso, el partido, hasta entonces bastante soso, cambió de tono. Demichelis demostró que es el mejor acoplado de los fichajes invernales del jeque Al-Thani. El central argentino, procedente del Bayern de Múnich, ha dado una nueva serenidad a la zozobrante zaga malagueña. Durante los primeros minutos del primer acto, entre él y un Welligton que se creció con los minutos, impidieron las combinaciones entre Iraola y Llorente.

Desactivado el peligro bilbaíno, el Málaga, con Camacho y Maresca todavía faltos de rodaje, empezó a llegar con mayor peligro, aunque la mayoría de las internadas se desbarataban al acercarse al área de Iraizoz. Gámez le cogió la espalda a un Muniain, que no tuvo más remedio que cortarle en falta. Rondón, que trataba de encontrar un hueco en la muralla vasca, consiguió zafarse de San José y rematar de cabeza un pase de Gámez.

El gol que buscaba en Málaga tuvo que llegar a balón parado. Duda, hasta entonces desdibujado, sacó un córner con su bisturí izquierdo y Demichelis, en el primer palo, remató de cabeza de forma canónica. El Athletic, aunque mermado en el plano físico, no se descompuso moralmente tras el gol. Llorente e Iraola siguieron intentándolo. Al final, la fe, y la capacidad de Javi Martínez para los goles raros, salvaron el partido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de enero de 2011