Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Según un informe el pasado año se crearon un 34% más de nuevos virus informáticos

La compañía vasca dedicada a la seguridad informática Panda Security ha dado a conocer que durante los 12 meses de 2010 los cibercriminales generaron un 34% de nuevos virus informáticos "que han aparecido en la historia", tal y como recoge su Informe Anual 2010 sobre seguridad.

Durante el año pasado, el laboratorio de la empresa de antivirus ha analizado 134 millones de ficheros de los cuales, mas de 60 han sido programas informáticos malignos (malware) como virus, gusanos y troyanos.

Sin embargo, la compañía destaca que los nuevos virus han crecido a la mitad respecto a 2009.

Los troyanos bancarios continúan siendo un año más los reyes del nuevo malware que ha aparecido en 2010, copando el 55,91% de las amenazas. Le siguen los virus (22,13%) y los gusanos (10,38%).

Los métodos de infección más utilizados por los criminales en 2010 han sido las redes sociales como Facebook y Twitter. Para ello, los hackers han utilizado "triquiñuelas" como el secuestro del botón "Me gusta" o el robo de identidades para la distribución de fuentes conocidas. También han usado el método BlackHatSEO por el que posicionan en los buscadores de Internet falsas páginas gracias a términos o palabras que están "en boca de todos".

Tailandia, China y Taiwán encabezan el ranking de países con mayor nivel de ordenadores infectados muy por encima de España que se encuentra en el puesto 16, tan solo por delante de Bolivia, Italia, Francia y Ecuador. El spam o correo basura continúa manteniéndose a niveles altos. No obstante el desmantelamiento de la redes de ordenadores zombis durante la Operación Mariposa ha permitido mejorar en un 10% el tráfico mundial. Panda Security estima que el 85% del tráfico de datos es spam. La empresa vasca destaca que el recién finalizado año 2010 como "el ejercicio donde han visto la luz más hechos" relacionados con la ciberdelincuencia, la ciberguerra y el ciberactivismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de enero de 2011