Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide 10 años para Otegi y Usabiaga por el 'caso Bateragune'

La Fiscalía de la Audiencia Nacional solicitó ayer sendas penas de 10 años de prisión por el delito de integración en organización terrorista para el ex portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi; el secretario general del sindicato abertzale LAB, Rafael Díez Usabiaga; y otros seis responsables de Bateragune, el enésimo intento de reconstrucción de la dirección política del entorno de ETA.

Bateragune (lugar de encuentro, en euskera), según el escrito de la Fiscalía, es el organismo de coordinación y dirección de las nuevas estructuras políticas diseñadas para tratar de eludir la ilegalización decretada por la justicia de las estructuras del entramado institucional de la organización terrorista, pero siempre bajo el control de ésta. Bateragune es el órgano diseñado para sustituir a la Mesa Nacional de la ilegalizada Batasuna, designado por ETA para "trasladar su proyecto popular" a la sociedad vasca.

Tanto es así que en alguna ocasión la dirección de la banda se tuvo que dirigir a Bateragune para comunicarle que las decisiones las tomaba ETA y que la "legalidad" no debía cegar el camino a recorrer ni llevar a separarse "del recorrido de 10 años de estrategia nacional". En escritos incautados a Otegi y Díez Usabiaba, ETA indicaba que Bateragune debía capitalizar las acciones de la lucha armada, y que serían las que garantizaran un proceso de negociación con resultados positivos.

Los otros seis acusados son Miren Zabaleta, Arkaitz Rodríguez, Sonia Jacinto, Amaia Esnal, José Luis Moreno Sagüés y José Manuel Serra Ugarte.

Éste es el último de los procesos importantes pendientes de Arnaldo Otegi. En el caso Batasuna-Herriko Tabernas se le piden 12 años de prisión como dirigente de organización terrorista, mientras que en éste, por integración en banda terrorista, solo 10. La condena en uno de los dos procesos supondría su absolución en el otro, por tratarse del mismo delito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de enero de 2011