Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"La sangre no da positivo"

Pascua admite ante la Guardia Civil un plan para dopar a sus atletas: Nuria Fernández, Estévez...

Manuel Pascua, entrenador de atletas, es detenido el jueves 9. Ha empezado la Operación Galgo. En el registro de su domicilio, la Guardia Civil halla, entre otros efectos, un calendario en el que algunas fechas aparecen señaladas con una x además de con siglas. Interrogado por los agentes al respecto, responde. "Cada folio corresponde con la planificación de dopaje para cada tipo de prueba de atletismo, dirigido a los atletas que él entrena", resume la Guardia Civil, en estilo indirecto, en un documento incorporado al sumario y al que ha tenido acceso este diario. En su declaración y según los agentes, el técnico reconoce que dopaba a varios de sus atletas. Fuentes jurídicas consultadas aseguran que es "muy probable" que Pascua -imputado por un delito contra la salud pública penado con entre seis meses y dos años de cárcel- se retracte de sus palabras ante la juez que instruye la causa.

Los agentes encontraron en su casa un calendario para gestionar el dopaje

Según la investigación, Obikwelu le llamó asustado porque tenía que pasar un control

Este es el significado de las misteriosas siglas, según la Guardia Civil, que entiende que las letras y los números se corresponden con nombres y distancias. A1 sería para Digna Luz, velocista especializada en 100m, a la que se sometería a "un tratamiento indetectable". B8B sería para Eugenio Barrios, mediofondista que corre los 800m, al que se proporcionaría, según el informe basado en la investigación policial, "dopaje sanguíneo y posible IGF-1 (un precursor de la hormona de crecimiento)". B5OE se referiría a Alemayehu Bezabeh, etíope nacionalizado español, campeón de Europa de cross y competidor en 5.000m. Aa50 sería Adriënne Stefanie Herzog, holandesa y bronce en los Europeos de cross de 2009. B8, el ochocentista Miguel Quesada, al que se trataría, siempre según la Guardia Civil, con IGF-1 y bolsas de sangre. A15 se emplearía para controlar a Nuria Fernández, la campeona de Europa de 1.500m. Y B15-30, a Reyes Estévez, doble bronce mundial en 1.500m, que también corre los 3.000m.

¿Qué significan los términos Sag Manitol y CPD Ademina?, pregunta la Guardia Civil a Pascua tras su detención. "Son los productos que vienen en la bolsa de transfusión sanguínea", resumen su contestación los agentes en un documento en el que no se nombra a Marta Domínguez, campeona mundial de los 3.000m obstáculos y cuyo entrenador no es Pascua, sino César Pérez, también imputado. "Y las x", explica Pascua sobre las marcas del calendario, "son fechas importantes de la competición [en las que] deben estar al máximo rendimiento deportivo y sin restos de sustancias o métodos prohibidos en el organismo".

La Guardia Civil sometió a Pascua a un férreo marcaje. Interceptó muchos mensajes de texto, de llamadas a móviles y de conversaciones que acabaron en su teléfono particular tras haberse iniciado en teléfonos fijos de la residencia Blume.

Un día, por ejemplo, el técnico escucha una voz alarmada. "Cuenta que le van a hacer un control, que anoche se puso un parche y que no sabe cómo va", resumen la conversación los agentes, que añaden en sus observaciones el dato de que el interlocutor de Pascua tiene acento de "hombre africano". El técnico le tranquiliza. Hablan de si en realidad se ha puesto un parche, probablemente de testosterona, según los investigadores, o una crema. Pascua, según la transcripción de la Guardia Civil, pregunta cuándo se puso "el parche", si se lo administró "medio o entero" y lanza su receta: "Bebe agua a barullo para que esté bien diluido, entrénate lo más posible, no pasa nada porque han pasado ya 24 horas". Pascua recibe luego una llamada de María José Martínez, su esposa, también entrenadora. "Francis me ha llamado acojonado porque le ha tocado control hoy", le cuenta. La Guardia Civil intenta demostrar que el hombre de la voz africana es Francis Obikwelu, portugués de origen nigeriano y oro europeo de 100m en 2002 y 2006 y de 200m en 2006. "Con lo nuestro no tiene ningún problema", se dice la pareja de técnicos, siempre según las escuchas de la Guardia Civil.

Es dudoso que Pascua siga recibiendo ahora las llamadas que le atribuyen los agentes. Pasa sus días preparando a un grupo de jóvenes atletas en el polideportivo de Valle de las Cañas, en Pozuelo, durante las frías mañanas de invierno. Ahí se pasea como siempre, con su sombrero, su perilla y su chaleco de pescador. Probablemente ya no le suene el teléfono. No, al menos, como aquel día en el que le llamó la fondista Herzog, deseosa de éxitos, y mantuvieron el siguiente intercambio de palabras, según la Guardia Civil, que transcribe: "Herzog quería ponerse EPO para ser campeona de Europa. Manuel le dice que tiene un amigo que le podría aconsejar, pero que EPO no porque eso daba positivo. Le dice que lo único que no da positivo es el dopaje sanguíneo. Manuel le facilita el teléfono de Alberto León", un ex ciclista de mountain bike al que la Guardia Civil considera el presunto conseguidor de la trama y al que detuvo junto a Pascua la mañana del pasado día 9 cuando, presuntamente, iban a proceder a una transfusión a Bezabeh.

Yolanda Fuentes, 3.000 euros menos

Los agentes de la Guardia Civil ponen sobre la mesa una foto veraniega, plena de cuerpos en camiseta y pantalón corto. Frente a un hotel, Manuel Pascua reconoce verse a sí mismo; a Yolanda Fuentes, médico y hermana del doctor Eufemiano Fuentes, ya implicado en la Operación Puerto, y a los atletas Eugenio Barrios, Nuria Fernández, Reyes Estévez y Digna Luz. ¿Qué reacción provoca esa fotografía en el entrenador?

Según la documentación producida por la Guardia Civil, Pascua "recuerda que fue a ultimar detalles entre los deportistas y Eufemiano Fuentes. No sabe si les facilitó alguna sustancia. Dice que Yolanda les comentó a los deportistas que tenían que adelantarle a Alberto León 3.000 euros para tratamientos de dopaje. [Los atletas] protestaron cuando Yolanda pidió 6.000 euros y dijo que, al menos, eran 3.000".

No son las únicas confesiones de Pascua, un entrenador relacionado desde el principio de su carrera con Fuentes. Siempre según las palabras del técnico que recoge la Guardia Civil, Digna Luz "no pagó a Yolanda y posteriormente le dio el dinero en mano a Eufemiano Fuentes con Alberto León delante".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de diciembre de 2010

Más información