Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 2.900 millones para 130.000 actuaciones

Euskadi invertirá hasta el año 2013 un total de 2.906 millones de euros para mejorar el acceso de los ciudadanos a la vivienda y promover el alquiler en una de las comunidades autónomas que más optan por la compra de pisos. El consejero de Vivienda, Iñaki Arriola, presentó ayer en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno el Plan Director de Vivienda 2010-2013, que nace apoyado en un Pacto Social de la Vivienda que ha sido suscrito ya por 77 entidades.

El plan dispondrá de 2.906 millones de euros destinados a 130.000 acciones para rehabilitar pisos, construir otros nuevos y promover la opción del arrendamiento. En concreto, se dispondrá de 664 millones para actuaciones entre 2010 y 2013, otros 549 de obligaciones hasta 2037, 1.517 millones de los presupuestos de las sociedades públicas Visesa y SPGVA y otros compromisos ya adquiridos.

Arriola reconoció que el parque de viviendas vasco presenta debilidades, como la falta de suelo para construir o las desigualdades entre los territorios. Por ello, de los 40.000 accesos a viviendas que se han planteado como objetivo, casi la mitad, 19.500, tendrán como marco Vizcaya, la provincia que hoy en día muestra más carencias. Del resto, 6.700 viviendas estarán ubicadas en Álava y las 13.800 restantes, en Guipúzcoa. Todo ello para "ir acercándonos más a las necesidades reales", concluyó Arriola.

El departamento explicaba ayer que el plan surge en un momento en que "la fuerte demanda ha experimentado una inflexión con el endurecimiento de las condiciones crediticias y ello ha hecho emerger una oferta excedentaria". El consejero reconoció, además, el aumento de renuncias de los ciudadanos a pisos protegidos por "las dificultades de acceso a las líneas de crédito". Aunque no rechazó que en el futuro se podrían tomar medidas para flexibilizar las condiciones para acceder a un piso de este tipo, el consejero siostuvo que no hay ninguna decisión tomada al respecto.

Otro de los pilares sobre los que se asienta el plan es la regeneración urbana y la rehabilitación de viviendas -el 70% de las más de 900.000 casas edificadas en Euskadi se construyó antes de 1980-, que contarán con un plan paralelo específico para este tipo de trabajos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de diciembre de 2010