Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Empleo apuesta por altos cargos del Gobierno para la dirección de Lanbide

El Consejo de Gobierno aprobó en su reunión semanal de ayer los nombramientos de la cúpula del nuevo Lanbide. A su frente estará Javier Ramos, director general desde 2009 de Egailan, la sociedad pública que ha gestionado Lanbide con las funciones que tenía antes de la transferencia de las políticas activas de empleo.

Formarán parte del equipo además tres directores, todos ellos personas que hasta ahora han ocupado puestos de responsabilidad en el Ejecutivo. Es el caso de Mariano Cortés, director de Empleo y Formación en el Departamento de Empleo y Asuntos Sociales. Cortés será el responsable de Activación Laboral en el nuevo Lanbide.

Del mismo departamento saldrá también Pedro Sánchez, hasta ahora director de Inclusión Social. Sánchez será el encargado de Formación para el Empleo, un área que gestionará las cualificaciones profesionales, la Renta de Garantía de Ingresos y el complemento de vivienda. El nuevo servicio vasco de empleo gestionará ambas ayudas a partir de mediados de 2011. Las direcciones que hasta ahora han encabezado Cortés y Sánchez desaparecerán de la consejería y buena parte de sus técnicos serán trasladados a Lanbide.

El tercer director será Esteban Ruiz, hasta ahora responsable de Recursos Humanos de Osakidetza, el encargado de negociar con los sindicatos el nuevo convenio colectivo del Servicio Vasco de Salud.

Vocales

El Ejecutivo aprobó, además, el decreto de inicio de actividades de Lanbide, que recoge, entre otras cuestiones, la puesta en marcha de su Consejo de Administración. A partir de su publicación en el Boletín oficial, el Ejecutivo, la patronal Confebask y los sindicatos tendrán 15 días para nombrar a sus respectivos cinco vocales. En el caso de las centrales, el reparto previsto es dos para ELA y uno cada uno para LAB, CC OO y UGT, aunque los sindicatos nacionalistas ya han anunciando que no participarán.

Por otro lado, el Ejecutivo aprobó ayer una orden de Cultura para subvencionar con 2,76 millones de euros la protección del patrimonio vasco y los estudios históricos y arqueológicos que se realicen en él. Además, dicha consejería concederá a los Ayuntamientos de La Puebla de Arganzón y Condado de Treviño sendas subvenciones de 50.000 euros para fomentar el euskera. Las ikastolas de la asociación Seaska del País Vasco francés también obtendrán financiación para rehabilitar sus centros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de diciembre de 2010