Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

7.200 ordenadores prometidos por Celaá siguen sin llegar a los colegios

El programa de modernización se retrasa de nuevo en la escuela pública

El programa de modernización tecnológica de las aulas vascas Eskola 2.0, una de las medidas estrella del Ejecutivo para esta legislatura, avanza a marchas forzadas. El plan registra ya, por segundo año consecutivo, un retraso en la incorporación de los ordenadores y de toda la infraestructura necesaria para que cada alumno de quinto de Primaria disponga de las herramientas precisas para poder aprender en clase a través de las nuevas tecnologías.

Educación no ha podido cumplir con los plazos previstos por su propia consejera, Isabel Celaá, quien en octubre respondía a una pregunta parlamentaria del PNV que todos los equipos estarían en los colegios el 23 de diciembre. A fecha de hoy, menos de tres de cada diez ordenadores que debían instalarse en la escuela pública este curso han llegado a los centros. En concreto, apenas 2.740 de los cerca de 10.000 miniportátiles de la red pública han llegado a las aulas, por lo que faltan todavía otros 7.260. La red concertada, de su lado, recibe subvenciones para adquirir los ordenadores y formar al profesorado.

Educación probará en Secundaria el programa Eskola 2.0 desde este curso

Rebasados los plazos, la consejería estima ahora que los equipos llegarán a los colegios públicos a finales de enero. La instalación corresponde a quinto curso de Educación Primaria, ya que los estudiantes que este año han pasado a sexto tendrán el material que se les repartió el año pasado.

El problema radica en el retraso en la adjudicación de la compra de los armarios electrificados en los que los estudiantes guardan sus portátiles para recargarlos. La adjudicación, realizada por un procedimiento negociado al haber quedado desierto el contrato, fue recurrida y no se resolvió hasta el 15 de diciembre pasado. A pesar de todo, el 46% de los 499 armarios previstos ya han sido instalados.

El porcentaje de ordenadores entregados resulta menor porque, según el protocolo que se está siguiendo, no se instalan hasta que los armarios no hayan llegado a los centros. En varias de sus preguntas parlamentarias, el PNV apuntó que el departamento no cumpliría los plazos previstos, algo que la consejería siempre rechazó.

Otra de las instalaciones necesarias, las redes wifi, se hallan más avanzadas, aunque no se han completado aún: el 73% de los puntos está instalado, un total de 366 de los 499 necesarios.

El retraso es menor que el del curso pasado, el primero de este programa lanzado a nivel nacional, ya que entonces los centros no se equiparon por completo hasta Semana Santa. Fuentes de Educación insisten en que el apalzamiento es "mínimo" y aseguran que el programa Eskola 2.0 no estará generalizado hasta finales de enero porque los centros han preferido esperar a que pasen las Navidades para que los técnicos distribuyan los ordenadores y realicen el resto de instalaciones.

El programa sumará en sus dos primeros años de implantación 38.000 ordenadores portátiles en las aulas de quinto y sexto, con cerca de 19.000 equipos más que el curso pasado.

El reto es ahora el siguiente paso: la forma en que se pondrá en marcha el plan tecnológico en Secundaria. El próximo curso será el primero en que los estudiantes de la ESO dispongan de estas posibilidades, pero serán alumnos que desde quinto de Primaria han utilizado los ordenadores en clase. El principal cambio residirá en el profesorado, preocupado sobre todo por cómo se utilizarán estas herramientas para el aprendizaje.

Por el momento, Educación hará pruebas este mismo curso con centros que se presten voluntarios para conocer cuáles serán las complicaciones del programa Eskola 2.0 en Secundaria.

Trimestre 'sabático' en la ESO

El programa Eskola 2.0 registra este curso su segundo retraso en la instalación de los nuevos equipos del programa. El pasado año, los miniportátiles se terminaron de instalar a final de marzo y este año escolar está previsto que estén listos cuando concluya enero.

Fuentes de Educación aseguran que aligerar los tiempos resulta prácticamente imposible debido al procedimiento para realizar la compra de los ordenadores, las pizarras digitales y los armarios electrificados. Es decir, no se contempla que las nuevas promociones empiecen el curso ya manejando los ordenadores.

Este año, los alumnos de sexto de Primaria han empezado el curso con los ordenadores porque se les repartieron el pasado. Son los nuevos estudiantes de quinto los que esperan ahora los nuevos materiales.

Sin embargo, la duda radica en cómo mantener la continuidad el próximo curso. A pesar de que aún no se ha decidido, Educación se plantea que los estudiantes que ahora cursan sexto no acudan a los institutos con los miniportátiles, que permanecerán en el mismo centro para los nuevos estudiantes de quinto. Los que pasen a Secundaria -Eskola 2.0 se extiende de quinto de Primaria hasta segundo de la ESO- deberán esperar un trimestre a los nuevos aparatos. Ello supondrá que escolares que han pasado un año y medio manejando esta tecnología dispondrán un trimestre sabático en lo que a estas tecnologías se refiere.

El portátil como otro libro más

Los tres meses de diferencia entre el inicio formal del curso y la llegada de los ordenadores portátiles a las aulas no suponen solo un periodo para que el Departamento de Educación realice las instalaciones pertinentes. Esos tres meses sirven también para que los profesores adquieran las habilidades necesarias para que un ordenador y una pizarra digital no se conviertan en agentes extraños en la rutina del aula, sino que sean como un libro más en la clase.

Los profesores se forman a lo largo de todo el año en los berritzegunes, los centros de innovación educativa, para aprender a encajar las nuevas herramientas en el proceso de enseñanza. El pasado curso, profesores y sindicatos criticaron que Educación no sustituía a los docentes cuando estos acudían a formarse.

Este curso ya se les ha empezado a enseñar gracias a la labor de una serie de profesores liberados de algunas horas de clase para desarrollar proyectos alrededor de las nuevas tecnologías. Además, Educación ha colgado en la web de Eskola 2.0 un paquete de formación que puede ser utilizado por los profesores.

Los centros privados realizan la formación por su cuenta. La patronal Kristau Eskola ya ha desarrollado, dentro de su plataforma, un proyecto para que el profesorado pueda adquirir destrezas antes de introducir ordenadores y pizarras digitales en materias como Matemáticas o Conocimiento del Medio.

Los números

- Cerca de 19.000 ordenadores serán instalados este curso en las aulas de quinto de Primaria, en torno a 10.000 de ellos en la red pública. En total, habrá 38.000 miniportátiles en los colegios, entre quinto y sexto de esta etapa.

- Eskola 2.0 llegó a las aulas de quinto en abril del curso 2009-2010. Su ampliación a los dos cursos del segundo ciclo de Primaria culminará el 28 de enero, tras incumplirse la fecha del 23 de diciembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de diciembre de 2010

Más información