Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La afluencia de viajeros en Nochebuena duplicó las previsiones de Metro Bilbao

Gasco apunta que la compañía se plantea la opción de mantener el servicio

La primera Nochebuena en que el metro ha funcionado en sus 15 años de historia ha dejado un buen sabor de boca a los responsables de la gestión del suburbano, a pesar de que las negociaciones con los trabajadores para poner en marcha el servicio, demandado incluso por las Juntas Generales de Vizcaya, se prolongaron cerca de un mes y tuvieron que superar una amenaza de huelga de la plantilla. El presidente de Metro Bilbao y viceconsejero de Transportes, Ernesto Gasco, precisó ayer a EL PAÍS que la compañía esperaba transportar a unos 7.000 viajeros en la madrugada de anteayer, y al final se contabilizaron 15.042, lo que supera las expectativas.

El balance de esta primera Nochebuena con el metro funcionando resulta así "razonablemente satisfactorio", reconoció Gasco, aunque las cifras todavía se encuentran lejos de alcanzar los más de 30.000 viajeros que registra tradicionalmente el servicio durante la Nochevieja. Estos buenos datos se han registrado a pesar del "poco tiempo que hubo para anunciar el servicio", aseguró el viceconsejero. Los trabajadores desconvocaron los paros anunciados el pasado lunes, apenas 24 horas antes de la primera de las cuatro jornadas de huelga que había convocado el comité de empresa.

Casi el 32% de los pasajeros utilizó el suburbano de una a dos de la mañana

Superadas estas diferencias, la utilización por el público "justifica" la puesta en marcha del servicio, opinó Gasco. El presidente de Metro Bilbao aseguró que la compañía evaluará los datos de la jornada, pero adelantó que ya se está pensando en la posibilidad de mantener este servicio de cara a los próximos años.

El metro permaneció abierto entre la una de la madrugada y las diez y media de la mañana del 25 de diciembre, tras una interrupción del servicio entre las nueve de la noche y el inicio del servicio especial. La estación de Barakaldo fue la que más viajeros utilizaron, un total de 1.188, seguida por la de Casco Viejo, con 1.057. La franja horaria con mayor número de clientes fue la primera hora del servicio especial, entre la una y las dos de la madrugada, con 4.790 usuarios, lo que supone el 31,8% del total.

La noche transcurrió sin ningún incidente y se mantuvieron las frecuencias de paso que se habían establecido: un servicio cada 15 minutos en el tronco común y uno cada media hora en el caso de los dos ramales. La treintena de trabajadores del suburbano que se ofrecieron para cubrir esas horas posibilitó cubrir esos plazos, aunque antes de las protestas se querían establecer las mismas que en Nochevieja: trenes cada 10 minutos en el tronco común y cada 20 en los ramales.

Gasco destacó que los buenos resultados se han debido a la respuesta positiva de los 30 trabajadores que accedieron voluntariamente a prestar el servicio, a pesar de las fechas navideñas, a los que volvió a mostrar su agradecimiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de diciembre de 2010