Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
HACIA UN NUEVO GOBIERNO CATALÁN

Mas busca un golpe de efecto con el fichaje del socialista Mascarell

El líder de CiU ofrece Cultura al ex consejero de Maragall - Tres independientes han rechazado el cargo - La vieja guardia pujolista ocupa puestos clave

Cuando Artur Mas anunció, hace unas semanas, que pensaba incorporar a varios consejeros independientes a su Gobierno, nadie en Convergència i Unió (CiU) pensó que llegaría tan lejos como lo ha hecho. No solo se ha lanzado a incorporar tres consejeros sin adscripción política, sino que incluso se ha propuesto pescar directamente en caladeros socialistas. El presidente electo propuso ayer a Ferran Mascarell, ex consejero de Cultura por el PSC con Pasqual Maragall y ex concejal del Ayuntamiento de Barcelona por el mismo partido, que sea su consejero de Cultura. En una reunión en un céntrico hotel barcelonés, Mas ofreció el cargo a Mascarell y este le pidió un poco de tiempo para reflexionar, explicaron fuentes de la negociación.

Mascarell dará una respuesta este mismo fin de semana

Mas-Colell dirigirá el Departamento de Economía y Universidades

Duran coloca a una mujer de confianza, Joana Ortega, en Gobernación

Rigau llevará Educación; Cleries, Bienestar y Familia

Mascarell se incorporaría a un Gobierno en cuyas áreas clave estarán nombres asociados al pujolismo, como Andreu Mas-Colell, Felip Puig e Irene Rigau.

Es un hombre del PSC con larga trayectoria, pero en los únltimos años se ha ido distanciado de la dirección mientras se acercaba al ala catalanista del partido. En primer lugar, vio frustrada su aspiración de ser alcalde de Barcelona cuando su partido optó por Jordi Hereu para sustituir a Joan Clos. José Montilla tampoco lo mantuvo como consejero de Cultura tras ejercer en el cargo los últimos meses del mandato de Pasqual Maragall (entre abril y noviembre de 2006). Las exigencias de Esquerra Republicana de hacerse con el departamento que ocupaba Mascarell frustraron sus expectativas. Todo ello motivó el distanciamiento entre el político socialista y su partido, su renuncia como diputado y el paso a la empresa privada.

Actualmente es el consejero delegado de RBA Audiovisual, pero a causa de desavenencias con el presidente del grupo, Ricardo Rodrigo, en el marco de una probable reestructuración de esta área, dejará el cargo el próximo día 31.

En los últimos meses ha estado maniobrando para convertirse en alternativa a Jordi Hereu en las elecciones municipales del próximo mes de mayo. Mascarell planeaba junto con un grupo de colaboradores presentar batalla para liderar la lista del PSC e incluso no descartaba forzar unas primarias, para desespero de la dirección del partido. Así se lo planteó el jueves a José Montilla.

Así las cosas, bajo el lema de lograr el gobierno de los mejores e inspirado en la estrategia de Nicolas Sarkozy, que fichó a socialistas para su Gabinete liberal, Mas invirtió ayer hora y media en persuadir a Mascarell. Las conversaciones entre ambos se remontan a meses atrás y estarían a punto de culminar. Falta por ver si Mascarell se atreverá a dar el paso. Este fin de semana contestará.

Si se consuma el fichaje, Mas matará dos pájaros de un tiro porque evitará que el socialista se convierta en un competidor del convergente Xavier Trias a la alcaldía de Barcelona. Además de Mascarell, Mas ha tanteado a otros independientes para Cultura, como Imma Tubella, rectora de la Universitat Oberta de Cataluña (UOC), y Rosa Maria Malet, directora de la Fundación Miró. También apuntó el nombre del democristiano Fèlix Riera, director editorial del Grup 62. Los tres dijeron no. El viernes seguían pendientes de confirmación Antoni Abad y Heribert Pedrol para un nuevo departamento, de Empresa y Trabajo. Sí ha confirmado a Andreu Mas-Colell, informó ayer La Vanguardia, como consejero de Economía, un sólido valor del pujolismo. Josep Lluís Cleries se ocupará de Bienestar y Familia. Boi Ruiz se perfilaba como titular de Sanidad. El Gobierno tendrá, pues, 11 consejeros.

Unió se apunta un éxito. Joana Ortega, que en principio debía ocuparse de Bienestar y Familia, tendrá un área con mayor peso: Gobernación y Relaciones Institucionales. Josep Antoni Duran Lleida ha colocado a esta dirigente democristiana en un área que le dará juego desde Madrid.

Ayer fue un día de caos en Convergència. Todos esperaban una formación de gobierno discreta, pero a la hora de la verdad todos los nombres se filtraron por las rendijas, lo que molestó a muchos dirigentes, especialmente a los no elegidos. Mas tomará posesión el lunes y su Gobierno comenzará a trabajar el miércoles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de diciembre de 2010