El aeropuerto de Bruselas cierra hasta mañana por falta de anticongelante

El temporal de nieve afecta a la salida de más de 22.500 vuelos en toda Europa

La nieve y el frío afectó ayer a más de 22.500 vuelos en toda Europa, sobre todo en el centro y el norte; desde España se cancelaron un centenar de vuelos con destino a Francia, Alemania y Reino Unido. La frustración crece en decenas de miles de personas conforme se acercan las fiestas navideñas. El aeropuerto de Bruselas permanece cerrado desde la tarde de ayer y al menos hasta mañana debido a la falta del líquido anticongelante que se emplea habitualmente para retirar el hielo de las alas de los aviones, según informó el aeropuerto en un comunicado.

En la capital belga, el temporal obligó al aeropuerto de la capital belga a utilizar anticongelante de forma "masiva" en los últimos días hasta que ayer se agotaron las existencias. "Debido a la escasez y problemas de suministro de líquido anticongelante para aviones, será imposible volar con salida desde el aeropuerto de Bruselas a partir de la tarde" de ayer, reza el comunicado de la empresa gestora citado por los medios locales.

En Alemania, el mal tiempo impide el abastecimiento de las gasolineras
Desde España se han cancelado vuelos a Londres, París y Berlín
Más información
La Unión Europea califica de "inaceptable" la situación en los aeropuertos
Bruselas actuará por el caos aéreo si no mejoran los aeropuertos

La situación es especialmente dramática en Alemania, donde se han acumulado más de 40 centímetros de nieve en vastas extensiones del país, lo que ha agudizado los problemas de suministro, con gasolineras cerradas por desabastecimiento, cierre de carreteras a vehículos pesados y horarios prolongados en los aeropuertos a fin de aliviar el caos aéreo. En Reino Unido, el aeropuerto londinense de Heathrow solo tiene operativa una de sus dos pistas y la compañía Brittish Airways teme unas pérdidas diarias de cerca de 12 millones de euros.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

En el cuarto día consecutivo de caos en los transportes germanos, el ministro alemán del ramo, Peter Ramsauer, abogó por eliminar de forma provisional las restricciones nocturnas para vuelos de ciertos aeropuertos, con el objetivo de disminuir los retrasos acumulados. "Pido a los Estados federados que en la actual situación aprueben medidas extraordinarias para reducir las restricciones nocturnas", declaró el ministro al periódico Bild. Además, las autoridades alemanas han impulsado otras medidas, como la prohibición para camiones de más de 7,5 toneladas de circular por las carreteras de Renania del Norte-Westfalia (oeste del país). Las fuertes nevadas y las placas de hielo complican la circulación en la mayor parte de la extensa red de carreteras alemanas, que registran notables atascos, tráfico lento generalizado y decenas de accidentes. En los Estados federados de Sajonia-Anhalt y Turingia, las gasolineras han cerrado sus puertas tras quedar desabastecidas.

Mientras tanto, los aeropuertos de Alemania siguen acumulando cancelaciones -más de 1.000 vuelos- y retrasos, tras cuatro días de temporal. El aeródromo de Fráncfort (oeste de Alemania), el de mayor tráfico de la Europa continental, continúa registrando graves problemas y Fraport, la empresa gestora, señaló a mediodía que al menos 340 vuelos, de los 1.325 previstos para ayer, serían cancelados. Fraport estimó, no obstante, que todos los vuelos intercontinentales podrían despegar a lo largo de la jornada, aunque con notables retrasos. Desde el viernes se han cancelado unos 1.800 vuelos en Fráncfort, alrededor de un tercio de todos los programados.

El temporal de nieve y viento, denominado Petra, ha causado retrasos y cancelaciones no solo en Fráncfort, sino también en otros aeropuertos de Alemania y Europa. La empresa ha instalado de forma provisional unos 1.000 camastros en una de las terminales para los pasajeros que se han visto obligados a pernoctar en el aeródromo, algunos por tercer día consecutivo. La situación es también complicada en otros aeropuertos alemanes como el de Düsseldorf (oeste del país), Múnich (sur), Hamburgo (noroeste) y los dos de Berlín (noreste), Tegel y Schönefeld, que suman entre todos decenas de cancelaciones.

El Servicio Meteorológico Alemán (DWD) ha advertido de que las precipitaciones en forma de nieve continuarán en las próximas horas y se prolongarán durante los primeros días de esta semana en diversos puntos de Alemania, con especial incidencia en la mitad occidental. El temporal Petra, que entró en la noche del jueves por el noroeste alemán, ha obligado a activar la alerta roja en gran parte del país. Alemania lleva casi tres semanas de forma prácticamente ininterrumpida bajo una capa de nieve, lo que dificulta el tránsito rodado y el tráfico aéreo, ha obligado al cierre de centenares de colegios y ha dejado desabastecidas algunas gasolineras del centro del país.

En España, las compañías aéreas han cancelado 94 vuelos entre aeropuertos españoles y de Alemania, Francia y Reino Unido. Además, el temporal ha obligado a establecer regulaciones operativas en los aeropuertos de Londres, Edimburgo, Manchester, Varsovia, Bruselas, Amsterdam y Estocolmo, entre otros, lo que está generando retrasos en esas rutas. Los aeropuertos españoles tienen previsto operar hoy 4.610 vuelos, según los datos del ente público AENA.

Un avión de las líneas aéreas egipcias aterriza durante una nevada en el aeropuerto de Fráncfort mientras dos máquinas quitanieves despejan otra pista.
Un avión de las líneas aéreas egipcias aterriza durante una nevada en el aeropuerto de Fráncfort mientras dos máquinas quitanieves despejan otra pista.REUTERS

Caos en el transporte

- Eurocontrol. Ayer se anularon hasta dos tercios de los vuelos programados en los principales aeropuertos europeos, como París Charles de Gaulle, Fráncfort, Berlín Tegel o Londres. Además, la organización advirtió de que la situación podía complicarse durante las próximas horas en el centro y este de Europa, hacia donde se desplaza el temporal.

- Eurostar. La mayoría

de los trenes han sido cancelados y miles de pasajeros están atrapados en las terminales de Londres y París. La situación se ha agravado por la afluencia de viajeros que, al no poder volar, han optado por el tren.

- Alemania, el país más afectado. Cuatro días de temporal dejan más de 40 centímetros de nieve en varias zonas del país y siembran el caos en el transporte aéreo y terrestre. En los Estados de Sajonia-Anhalt y Turingia muchas gasolineras han cerrado por falta de suministro.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS