Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior expulsa a un 'ertzaina' por vejar a mujeres maltratadas

El asesino de la joven de Cruces se descolgó desde el tejado

Interior ha expulsado de la Ertzaintza a un agente acusado de trato vejatorio a víctimas de violencia machista. La decisión, conocida ya por el propio afectado, se trasladará hoy a los sindicatos durante la reunión del Consejo de la Ertzaintza. La resolución es fruto de una investigación interna iniciada hace varios meses, a raíz de las quejas presentadas por dos mujeres que habían sufrido amenazas por parte de sus respectivas parejas.

El agente expulsado tenía asignadas funciones relacionadas con la violencia conyugal. En concreto, registraba las denuncias por parte de las víctimas y las indagaba para obtener los datos básicos de cada caso con el objetivo de iniciar la correspondiente investigación. Al parecer, el ertzaina aprovechaba su cometido para entablar contacto personal con las mujeres y llegó a citarse con alguna de ellas tras intimidarla.

La expulsión se produce apenas unos días después del asesinato de Cristina Estébanez en Barakaldo, el último crimen machista que se ha registrado en Euskadi. El novio de la víctima, que se recupera todavía de las lesiones sufridas durante el ataque, reveló ayer que el presunto agresor cometió el homicidio tras descolgarse desde el tejado con una cuerda y forzar una de las ventanas de la vivienda, ubicada en el barrio de Cruces, para acceder a su interior, donde asestó a la joven de 25 años la puñalada en la nuca que acabó con su vida.

En declaraciones a Europa Press, el novio de la fallecida concretó que el atacante, Seidel M. G., forzó inicialmente la puerta de los camarotes, ubicados en el duodécimo piso del edificio, y que desde allí "subió al tejado", donde ató la cuerda y se descolgó por la fachada.

"Oí un ruido, me empezaron a pegar, me giré y vi que me estaba golpeando con una catana; se la quité, pero sacó un cuchillo y me cortó en el cuello", relató el joven, quien descartó que el supuesto asesino, de 25 años y origen cubano, fuera una persona "tranquila o pacífica". "Había mucha gente a la que tenía atemorizada", aseguró.

La pareja de la víctima recordó que el supuesto autor del asesinato acosaba a su novia desde que esta le dejó en torno al verano, pese a que tenía en vigor una orden de alejamiento a raíz de una denuncia por amenazas presentada hace un mes. "Yo estuve ayudándola y como trabajo cerca de su casa, veía cómo él iba todos los días. Todo el día llamando, pasando con su coche, todo el día acosándola", relató.

[Interior ratificará hoy en el Consejo de la Ertzaintza el acuerdo alcanzado ayer con dos de los tres principales sindicatos de la policía vasca, Erne y Esan, en torno a las gratificaciones extraordinarias.

El pacto incluye como novedad una retribución específica para las horas nocturnas de días festivos. La unidad sindical se rompió en este punto, al rechazar las demás centrales unas indemnizaciones que consideraron "devaluadas".

El acuerdo entre los representantes de la plantilla se mantiene aún en torno a la retribución de tres de los seis días de permiso para asuntos particulares pactados para el conjunto del funcionariado vasco, los denominados moscosos, que también se tratará hoy en la sesión del órgano en el que se debaten los asuntos relacionados con la gestión del personal].

Cronología

- Verano. Cristina Estébanez deja a su hasta entonces novio, Seidel M. G.

- Noviembre. La denuncia de amenazas por parte de la joven deriva en una orden de alejamiento para su ex pareja.

- 6 de diciembre. El presunto asesino mata a la víctima de una cuchillada.

- Día 8. El autor de los hechos, detenido dos días antes, ingresa en prisión.

- Día 9. El último novio de la joven, herido grave en el ataque, pasa a planta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de diciembre de 2010

Más información