Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Beiras dice que es momento de "elegir entre ciudadanía y barbarie"

Diálogo, democracia y movilización de la sociedad civil como garantes de la paz mundial y del derecho a la educación. La sesión plenaria con la que ayer quedó clausurado el Foro Mundial de Educación -en el que estuvieron presentes, entre otros, Xosé Manuel Beiras y Francisca Sauquillo- hizo un llamamiento a la "paz positiva" contra una "paz negativa" insuficiente.

"Lo que la gente necesita es justicia social, condiciones para el buen vivir", exigió Ramón Moncada, presidente de ConCiudadanía, una ONG de Antioquía (Colombia), que trabaja con los afectados por el conflicto armado en el país andino. "La mayoría de los consultados en una encuesta ciudadana que hicimos en Colombia vincula la paz más a políticas sociales que al final del conflicto", apuntó.

La educación como derecho que se ejerce en paz y el abandono por parte de los líderes políticos de los objetivos acordados hace ahora una década centraron el debate, poco optimista en sus conclusiones. Francisca Sauquillo, eurodiputada hasta 2004 y hoy directora del Movimiento por la Paz, la Democracia y la Libertad, señaló la lentitud de los avances. "Ha habido progresos, pero estamos en un momento crítico y no podemos tirar la toalla. No se han evitado los paraísos fiscales, no se ha creado un impuesto global para transacciones financieras y se recorta el gasto público", enumeró.

La crisis -como "efecto de la actividad desregulatoria de los mercados productivos", según la definió Sauquillo-, ha tocado "más al centro que a la periferia" y convertido al ciudadano "en súbdito", según Xosé Manuel Beiras, presidente de la Fundación Galiza Sempre. "Estamos en el dilema entre barbarie y ciudadanía", espetó Beiras ante una audiencia entre la que se encontraba la viuda de Saramago, la periodista y traductora Pilar del Río, quien invitó a la autocrítica. "Berlusconi está comprando votos en el Parlamento. Y eso está pasando en la culta Europa", recordó.

Le religión y su presencia en el espacio educativo también fue objeto de análisis. "La presencia de las religiones en el sistema educativo español es lo más contrario que existe al diálogo interreligioso", expuso Juan José Tamayo, catedrático en la Universidad Carlos III y teólogo de la liberación. Defensor de la diferencia, "como hecho, como derecho y como valor", Tamayo augura el fracaso de un acercamiento entre Palestina e Israel. "Es imposible lograr un diálogo simétrico. Primero es necesaria la igualdad en otros niveles", razonó.

El encuentro se cerró con la lectura de un manifiesto a favor del reconocimiento del derecho humano a la paz. A última hora se añadió la repulsa del comité organizador a la ocupación policial indefinida de la Universidad de Puerto Rico para frenar una protesta estudiantil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de diciembre de 2010