Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosell 'rescata' para su junta a las patronales que apoyaron a Boixareu

El líder de Foment recompone la unidad con la entrada del metal y las artes gráficas

El presidente de Fomento del Trabajo, Juan Rosell, ha decidido recomponer la unidad empresarial en la patronal después de las elecciones de octubre, tras las que quedaron fuera de la junta de la organización dos de sus mayores entidades, la Unión Patronal Metalúrgica (UPM) y el Gremio de Industrias Gráficas. Ambas entidades, que dieron su apoyo a la candidatura de Joaquim Boixareu para presidir Fomento, entrarán en el órgano de gobierno de la patronal a partir del 10 de enero, cuando sus nuevos miembros tomen posesión del cargo.

En los comicios, Rosell logró el 67% de los votos y la totalidad de la junta directiva, compuesta por 76 miembros. Una portavoz de la patronal explicó ayer que, sin embargo, los estatutos permiten que el presidente pueda proponer la entrada de miembros ajenos a las listas. Esa es la fórmula que usará Rosell para dar entrada a las patronales del metal y las artes gráficas, junto con la Federación Empresarial Catalana del Sector Químico (Fedequim) y el Gremio de Fabricantes de Sabadell, que también apoyaron a Boixareu en la contienda.

Fuentes de la organización matizaron que eso no significa que necesariamente vuelvan a la junta de Fomento Joaquim Boixareu y el círculo que lo apoyó, sino que se darán cuatro puestos a estas patronales. Las mismas fuentes agregaron que se trata de recuperar a cuatro sectores -el textil, el químico, el del metal y el de las artes gráficas- que, por su peso, "deben estar representados" en la patronal catalana. En la práctica, ello puede suponer la vuelta del entorno de Boixareu, puesto que estas entidades podrían decidir que fueran sus presidentes quienes las representen en Fomento. Y en este caso, regresarían al órgano de gobierno de la patronal Antoni Marsal (UPM), Antoni Zabalza (Fedequim y Ercros), Bernat Gómez (Industrias Gráficas) y Josep Casas (Gremio de Fabricantes de Sabadell).

La candidatura alternativa, que llevaba el lema de Foment Futur, mantuvo las riendas de la patronal del metal en las elecciones del paso mes de noviembre. Marsal fue reelegido presidente, mientras que Boixareu ocupa la vicepresidencia primera. A pesar de la derrota frente a Rosell, la UPM mostró su apoyo a su candidatura para presidir la CEOE y, de hecho, Confemetal ya se ha pronunciado a favor del líder de los empresarios catalanes.

La junta de Fomento de ayer acordó, además, modificar los estatutos para que la entidad pueda tener hasta 12 vicepresidencias a partir del 10 de enero. Queda por saber qué ocurrirá si Rosell gana la contienda en la patronal española, aunque fuentes de la organización prevén una "transición ordenada" en la que primero compaginaría ambos cargos y luego cedería el testigo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de diciembre de 2010