Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

120 millones de euros para indemnizaciones

Una fundación con un fondo de 120 millones de euros pagará en Alemania las indemnizaciones a las víctimas de abusos ocurridos en orfanatos entre los años cincuenta y sesenta. Las víctimas, es decir, los niños que fueron internados en estas instituciones después de la Segunda Guerra Mundial, critican el informe y la exigua suma de dinero. A dos días del cierre de los trabajos de la comisión, el miércoles pasado, los representantes de las víctimas querían abandonar la mesa de negociación. Lamentaban que las indemnizaciones eran mucho más bajas de lo que esperaban y los obstáculos para obtener dichas indemnizaciones, demasiado altos. Además, denunciaban que el informe no aclaraba con las palabras adecuadas el "abuso sistemático" que se llevó a cabo en estos lugares. "Otra vez, se nos presenta como a unos mendigos", dijo Sonja Djurovic, representante de las víctimas.

La presidenta de la comisión, Antje Vollmer, apeló a la sensatez de los afectados e insistió en que no hicieran fracasar dos años de trabajo. Las víctimas lograron algunos resultados a última hora. "Aceptamos con sentimientos enfrentados, y porque es mejor lograr algo que absolutamente nada", dijo Djurovic.

Con su dura oposición consiguieron que se aprobara un fondo de 120 millones de euros, en el que contribuirán de manera igualitaria las distintas iglesias, el Estado Federal y los Länder (los Estados federados). La suma podría ser refinanciada si el dinero no bastara para cubrir todas las peticiones.

Además, las condiciones se hicieron un poco más flexibles: las víctimas deberán demostrar que es creíble que sufrieron abusos corporales, morales, sexuales o que fueron obligadas a trabajar. No deberán, pues, proporcionar pruebas concretas, a menudo muy difíciles de conseguir. De los 120 millones totales, según el diario Frankfuhrter Allgemeine Zeitung, 20 serán destinados a contribuir en las pensiones de aquellos huérfanos que fueron obligados a trabajos forzosos.

Sin embargo, no habrá una suma igual para todas las víctimas, tal y como reclamaban. Tampoco queda claro cuántas han sido tomadas en consideración: la comisión habla de entre 30.000 y 50.000, de un total de 800.000 niños y jóvenes que pasaron por estos lugares en la posguerra. La Iglesia ya ha aprobado las indemnizaciones, pero no así el Estado Federal y los Länder, que en algunos casos son contrarios a contribuir económicamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de diciembre de 2010