Cartas al director
i

Wikileaks, más transparencia

Trescientos años antes de Wikileaks, Kant dijo: "Obra de tal manera que tus actos puedan ser tomados como normas universales de conducta". Las filtraciones de Wikileaks abren una era en la que la enseñanza de Kant adquiere un nuevo enfoque.

Nuestros secretos, nuestras dobleces e hipocresías pueden salir a la luz. Ciertamente, es una perspectiva desasosegante, ya que con la exposición de nuestros actos a los ojos de los demás sentimos que perdemos autonomía y libertad. Y esta es una de las acusaciones que se hace a Wikileaks: romper un "secretismo necesario".

La revolución que propone Wikileaks parece ser la de obligar a Estados, poderes en general y quién sabe si en un futuro a los individuos, a acatar la máxima de Kant y obrar de tal manera que nada tengamos que ocultar, o por lo menos a hacernos responsables de cómo obramos. Teniendo en cuenta cómo nos ha ido a los humanos admitiendo como válido el secreto, tal vez habría que dar una oportunidad a la transparencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 11 de diciembre de 2010.

Lo más visto en...

Top 50