Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Premios 40 Principales rinden pleitesía a la diosa cher

Maldita Nerea se hace con tres galardones y Alejandro Sanz, con dos

Los Premios 40 Principales tienen algo de cita con la aristocracia pop española. Desde que en mayo de 1966 la cadena se pusiera en marcha es muy difícil encontrar en España a un músico de éxito que no deba parte de su triunfo a haber sonado en las rotaciones de esta emisora. Casi cuatro millones de oyentes la convierten en el eslabón imprescindible entre las propuestas comerciales y el público adolescente. La prueba: las miles de entradas que se pusieron a la venta para la gala de la quinta edición, que se celebró ayer en el Palacio de los Deportes de Madrid, se agotaron en cuatro días.

A pesar de que los detalles de la gala se mantienen en secreto hasta el último momento, aún no habían llegado los protagonistas a la alfombra roja, (bueno, azul en este caso), y ya se había filtrado el palmarés. Desde el principio se planteaba como un duelo entre dos perfiles completamente distintos que acumulaban cinco nominaciones cada uno. En un rincón, el consagrado, Alejandro Sanz. En el otro, una sorpresa, Maldita Nerea, la banda murciana liderada por Jorge Ruiz, que tras siete años de carrera prácticamente ignota ha llegado este año a lo más alto de las listas con Es un secreto... no se lo digas a nadie, un disco de 2009 que combinaba temas regrabados de sus dos anteriores álbumes con otros inéditos. Uno de estos últimos Cosas que suenan a... se lleva el galardón de canción del año. A este hay que sumar otros dos: artista revelación y mejor grupo. Sanz consiguió dos, mejor gira y mejor álbum. Dani Martín se quedó con el dedicado a los solistas. Carlos Jean, el del mejor vídeo.

En el apartado internacional, los ausentes coparon los galardones. Shakira recibió el de mejor artista en castellano. Mientes, del grupo mexicano Camila, el de mejor canción. Lady Gaga, cómo no, se llevó los dos destinados a músicos de habla no hispana.

La neoyorquina privó de esos premios a Kylie Minogue, que no sólo acudió sino que fue la encargada de abrir la gala, presentada por dos de las estrellas de la cadena Tony Aguilar y Mar Montoro. La menuda estrella australiana interpretó tres temas, con un grupo de bailarines y su habitual despliegue coreográfico.

Tras la salida de la estrella rumana del dance choni, Edward Maya, aparecieron sobre el escenario, los triunfadores, Maldita Nerea. Teniendo en cuenta que los premios se conceden por votación popular, no cabe duda de que sus fans son muchos y muy activos. Porque Jorge Ruiz no es una cara conocida, ni mucho menos. Eso quedó claro durante las dos horas en los que la sufrida alfombra fue pisoteada por el quién es quién en el pop español. Dover, Nena Daconte, Melendi, Macaco, Carlos Jean, hasta Despistaos fueron mucho más reclamados por los fotógrafos y las cámaras de los programas de entretenimiento. A juzgar por los gritos para el público adolescente que rodeaba el Palacio agolpándose en las puertas de cristal, el mayor atractivo eran los actores de las series de televisión como Félix Gómez, salido de la factoría Al salir de clase y que dio vida al joven Raphael en la miniserie de Antena 3, Melanie Olivares y el reparto de Aída o algunos intérpretes de Física o química y Los protegidos...

Ellos y las estrellas, claro. Esos nombres que no hace falta presentar: Juanes, Dani Martín, Estopa o Carlos Baute. Nadie parecía saber quién era Ke$ha, pero su inequívoco aspecto de popstar creó un mínimo tumulto entre los espectadores. Cher, llegada a Madrid ayer para presentar Burlesque, la película que la ha devuelto al cine después de siete años, fue junto con Ricky Martin la gran celebridad de la gala. La gran diva recibió el premio a toda su carrera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de diciembre de 2010