Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ALMUERZO CON... DOMINIQUE LAPIERRE

"Soy un filántropo frustrado"

"Lo que no se da se pierde". Eso es lo que aprendió Dominique Lapierre (París, 1931) de los habitantes de "la ciudad de la alegría", el barrio chabolista en Calcuta (India) que da nombre a uno de sus superventas. "Esa gente no tiene nada, pero te lo da todo", dice. Por ello ha dedicado 65 millones de dólares (unos 50 millones de euros, la mitad de las ganancias de sus libros en los últimos 26 años más las donaciones de sus lectores) a 14 proyectos humanitarios, la mayoría en el Estado de Bengala Occidental, cuya capital es Calcuta.

Lapierre visitó esta semana la reserva de los Sunderbans, en el delta del Ganges para celebrar que con su ayuda "se han curado 75.000 enfermos de tuberculosis, 10.000 niños han aprendido a leer y ya tienen cuatro barcos hospitales". De vuelta a Nueva Delhi, en el Café Turtle, en el barrio musulmán de Nizamuddin, presume de haber "cambiado la vida de tantos en India". Y exhibe fotos donde luce collares de flores y le siguen cientos de personas para probar que le reciben como un "jefe de Estado" en el subcontinente.

El escritor admite que la crisis ha complicado su labor altruista

El escritor asegura que la crisis ha complicado su labor altruista. En pleno boom económico, el país ha visto en los últimos años surgir millonarios y crecer su clase media, pero "es solo una pequeña parte: en mi India hay millones de niños sin acceso a la escuela y más de 600 millones de personas tienen menos de un euro al día para sobrevivir". Se detiene un momento para recomendar el quiche de setas con queso y vuelve a cargar en su peculiar tono histriónico: "Soy un autor filántropo frustrado: porque veo que los indios ricos no se interesan por los pobres".

Lapierre escribió en solitario La ciudad de la alegría y Un arco iris en la medianoche. Y también convirtió en grandes éxitos Esta noche la libertad, Arde París u Oh, Jerusalén, junto a Larry Collins, su amigo estadounidense ya fallecido. Triunfó igualmente con Era medianoche en Bhopal, mano a mano con su sobrino Javier Moro. En un español mezclado con italiano y acento francés explica su éxito: "Darle voz a la gente que no la tiene. También abordar temas universales, como la II Guerra Mundial, el nacimiento de Israel o la partición de India". Y detalla su proceso creativo: intentar poner, mediante imágenes, olores y sonidos al mundo que describe.

A mediados de este mes la editorial Planeta presentará en España la reedición de O llevarás luto por mí. La edición original (1968) "fue censurada por Franco y los españoles no han podido leer todo el libro". Además de la historia de El Cordobés, "van a descubrir cosas extraordinarias sobre la Guerra Civil", por ejemplo, la matanza de 400 personas en Palma de Río, la localidad natal del diestro, por los franquistas y el ganadero Félix Moreno, en 1936, porque se habían comido a sus toros bravos.

El Cordobés, asegura, se opuso en principio a la publicación del libro, "pero ha comprendido que es la más magnífica biografía que un hombre puede recibir". Además, "el matador es un símbolo del cambio de España", asegura mientras ve complacido libros suyos en las estanterías del Café Turtle, uno de sus favoritos por su condición de centro literario.

"Me interesan los héroes desconocidos. Es un honor escribir sobre Helen Lieberman, la madre Teresa de Sudáfrica, o el hombre caballo de un barrio de chabolas en Calcuta, Hasari Pal". Y de sus proyectos humanitarios asegura: "Solo hago una gota de agua, pero como me decía Teresa de Calcuta: sin esa gota el océano no es océano".

Café Turtle Nizzamudin East. Nueva Delhi

- Penne all'arrabbiata: 399 rupias.

- Quiche de queso y champiñones: 299.

- Café: 101.

- Capuchino: 129.

Total: 928 rupias (15,40 euros).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de diciembre de 2010

Más información