La Junta aprueba las indemnizaciones para 31 mujeres vejadas

El plazo acaba el 15 de enero y ya se han presentado un centenar de solicitudes

Desde que el pasado día 13 de octubre entró en vigor el decreto de la Junta para indemnizar a las mujeres que fueron vejadas en la Guerra Civil y el franquismo, la Comisaría para la Recuperación de la Memoria Histórica ha recibido más de un centenar de solicitudes. La comisión de evaluación ha resuelto ya favorablemente 31 casos, que se encuentran en trámite de visado por la Consejería Gobernación (departamento al que está adscrita la comisaría) para hacer entrega a las mujeres de 1.800 euros en un solo pago, una aportación simbólica que pretende reparar el sufrimiento de estas víctimas, las grandes olvidadas hasta ahora de la memoria histórica.

Según fuentes de la comisaría, muchas peticiones, que se podrán presentar hasta el 15 de enero, se han desechado por falta de información o porque las mujeres viven fuera de Andalucía desde hace 50 o 60 años. Uno de los requisitos es precisamente la residencia en la comunidad. En algunos casos, se han reclamado datos adicionales. Al tratarse de hechos ocurridos hace entre 74 y 60 años, una buena parte de las mujeres han fallecido. Aunque inicialmente no figuraba en el decreto, posteriormente se incluyó la obligatoriedad de adjuntar una fe de vida de la afectada, a la que se unen declaraciones juradas, informes históricos y testimonios de terceros.

Es imposible aportar expedientes administrativos o judiciales porque este tipo de castigo, ideado para degradar a las mujeres republicanas en su honor y dignidad, no se hacía constar en ningún registro.

El decreto se conoce como el de las pelonas porque así se les llamaba a las mujeres que les cortaron el pelo al cero y las pasearon por las calles después de obligarles a ingerir grandes cantidades de laxante. No obstante, las mismas fuentes de la comisaría precisan que se ha tenido en cuenta cualquier tipo de vejación. Las más frecuentes fueron las violaciones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS