Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ares reorganiza la Ertzaintza para sacar más agentes a la calle

Interior dibuja el futuro policial ante el posible fin de ETA

El consejero de Interior, Rodolfo Ares, desveló ayer el anunciado plan de modernización de la Ertzaintza que, junto a la lucha contra el terrorismo, ha convertido en seña de su mandato. El proyecto de reorganización, abierto a la aportación de partidos y sindicatos, pretende actualizar una policía vasca que se acerca ya a las tres décadas de existencia y cuyas "obsoletas" estructuras han dejado en entredicho su eficacia. En medio de una crisis que dificulta las inversiones, el principal objetivo del plan consiste en optimizar los recursos disponibles para "sacar más agentes a la calle", aseguró el consejero al presentar el plan en la comisión parlamentaria correspondiente.

El reto, que no se antoja sencillo, se articulará en torno a varias iniciativas complementarias. Entre otras, Ares planteó en la Cámara una simplificación de las tramitaciones administrativas, la unificación de los equipos directivos de algunas comisarías y una regulación de la segunda actividad que permitirá liberar a decenas de ertzainas para destinarlos a seguridad ciudadana. Además, propuso la centralización de la gestión y custodia de todos los detenidos en Euskadi, incluso por parte de las policías locales, en el área urbana del Bilbao metropolitano.

El Congreso rechaza de nuevo que la Ertzaintza esté en el sistema de Schengen

La segunda pretensión estratégica del plan gira en torno al acercamiento de la Ertzaintza a la sociedad. Junto a llevar más agentes a la vía pública, Interior prevé impulsar nuevas tecnologías que facilitarán la comunicación con los ciudadanos y agilizarán la respuesta policial. En este sentido, el consejero avanzó la instalación en cada coche patrulla de ordenadores conectados a las bases de datos, la implantación de la firma electrónica para todo tipo de trámites e incluso la profundización en las redes sociales de Internet "para detectar las demandas" de la población. Además, recalcó la necesidad de colaborar con las policías locales.

Los datos que Ares expuso, a petición propia, ante los parlamentarios evidenciaron que en nada se parecen las actuales formas de delito a las de años anteriores, debido a fenómenos como la globalización de las nuevas tecnologías o la inmigración, entre otros factores. El titular de Interior abogó por una reorganización de las tareas de investigación que redunde en una mayor especialización de los expertos. En esta apuesta enmarcó su decidido impulso a una lucha antiterrorista en la que no solo se incluya a ETA, con la que el Gobierno "aspira a acabar pronto" y cuyo final permitiría liberar a numerosos agentes, sino también otras amenazas como las de origen islamista o las derivadas del crimen organizado.

Consciente de que las medidas planteadas requieren de consenso y de que el impulso de algunas de ellas se prevé "a medio y largo plazo", más allá de la presente legislatura, el departamento había presentado previamente sus propuestas a los sindicatos policiales, con los que las debatirá en los próximos días. Quizá por ello, el plan se hace eco también de algunas de las principales demandas que han abanderado los representantes de la plantilla, como el establecimiento de la carrera vertical para cubrir las plazas habilitadas y de la horizontal para promocionar a agentes dentro una misma categoría. Con estas medidas se pretende contribuir también a un descenso del absentismo laboral.

El contrapeso al plan de modernización llegó ayer desde Madrid, donde el Congreso de los Diputados rechazó una proposición no de ley del PNV que pedía de nuevo la incorporación de la Ertzaintza al sistema europeo de Schengen. Socialistas y populares votaron en contra.

Otras medidas

- Plantilla. El plan apuesta por llegar hasta la previosión de 8.000 ertzainas y optimizar su servicio antes de abordar una ampliación del cuerpo.

- Atención al ciudadano. La propuesta recoge el emplazamiento de nuevas oficinas en los grandes núcleos de población y espacios que registran gran aglomeración de personas, así como unidades móviles para actos puntuales.

- Comisarías. Ares aboga por su reorganización, aunque sin nuevas aperturas ni cierres, que permita reducir los tiempos de respuesta.

- Foramción.Interior pretende el reconocimiento de una titulación académica específica para los agentes

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de diciembre de 2010

Más información