Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Irvin Kershner, director de 'El Imperio contraataca'

Trabajó con Sean Connery, Barbra Streisand y George Segal

¿Es posible que la mejor película de George Lucas no sea de Lucas? Durante décadas este interrogante ha caldeado el debate entre los seguidores de Star Wars, y para algunos la respuesta es sí. El Imperio contraataca (1980) se ha convertido con el tiempo en el mejor filme de la saga y su director no fue Lucas (que solo perfiló el guión, según Lawrence Kasdan, autor principal del libreto), sino Irvin Kershner, que había sido su profesor en la escuela de cine de la Universidad de Southern California. El pasado sábado, tras un largo declive provocado por un cáncer de pulmón, Irvin Kershner falleció a los 87 años, y Lucas le homenajeó en un comunicado: "El mundo ha perdido un gran director y una de las personas más auténticas que he tenido el placer de conocer. Kershner era un verdadero caballero [...]. En aquel momento yo tenía claro que no quería dirigir la segunda parte. Necesitaba alguien en quien pudiera confiar y que admirara. Ese era Kersh. Yo no quería que El Imperio... no fuera otra secuela, otro episodio en una serie de aventuras espaciales: Kersh era el tipo que me ayudó a hacerlo".

Kersh, sobrenombre con el que era conocido en Hollywood, tuvo mano con las secuelas: suya era también La venganza de un hombre llamado Caballo (1976) -estuvo a punto de dirigir la primera-, película que enfocó mucho más hacia las vivencias de los indios americanos que su predecesora; o Robocop 2 (1990): todo artista tiene su borrón.

Isadore Kershner nació en Filadelfia en 1923, donde se había asentado su familia, inmigrantes judíos procedentes de Ucrania. Estudió viola y violín, y tras mudarse a Los Ángeles, fotografía. Cambió su nombre a Irvin tras servir en la Armada y empezó en el cine filmando documentales antes de rodar su primera película de ficción producido por Roger Corman: Stakeout on Dope street.

Su carrera es realmente extraña y divertida. Con Sean Connery trabajó en dos ocasiones: en Un loco maravilloso (1966) y en Nunca digas nunca jamás (1983), el Bond más alocado y la última aparición en el personaje de Connery; con Barbra Streisand filmó Up in the sandbox (1972); con George Segal y Eva Marie Saint la comedia Loving (1970); y con Faye Dunaway el thriller The eyes of Laura Mars (1978). Por eso no parecía la primera opción para El Imperio contraataca, y sin embargo su visión de las relaciones humanas, su personalidad -"Sabes todo lo que se supone debe saber un director de Hollywood, pero no perteneces a Hollywood", le dijo Lucas- y su capacidad para llevarle la contraria a Lucas le hicieron perfecto. Tanto que por eso no dirigió la tercera parte, El retorno del Jedi. Su talento se nota en momentos como cuando Leia le confiesa a Han Solo que le ama. En el guión el personaje de Harrison Ford le respondía: "Yo también te quiero". "Rodé el diálogo", comentaba Kershner, "pero no me encajaba con la forma de ser de Solo". Así que Ford improvisó una réplica nueva, "Lo sé", que quedó para la historia.

Kershner actuó en algunas películas de amigos: en, por ejemplo, La última tentación de Cristo, de Scorsese, encarnó a Zebedeo. Aún seguía en activo como profesor en diversas universidades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de diciembre de 2010