Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez obliga a Díaz Ferrán a suspender pagos y le quita el control de sus bienes

El presidente de la CEOE tiene una vivienda sobre la que pesan cinco embargos

El aún presidente de la gran patronal española, Gerardo Díaz Ferrán, ha suspendido pagos, como si de una empresa se tratara, por deudas y avales acumulados a raíz de la crisis de Marsans y Air Comet. El Juzgado de lo Mercantil número 5 de Madrid ha dictado el concurso de acreedores necesario -es decir, no voluntario- de Gerardo Díaz Ferrán como persona física y ha suspendido las facultades de administración y disposición sobre su patrimonio, que a partir de ahora será controlado por dos administradores concursales.

La decisión del juez, en un auto del 22 de noviembre hecho público ayer, se produce a raíz de la solicitud de insolvencia de Díaz Ferrán por parte de Viajes Olympia Mediterráneo, que tiene una deuda de 1,1 millones de euros. La hotelera NH también había solicitado la misma medida por una serie de deudas y avales.

El auto declara el concurso y "suspende el ejercicio de administración y disposición del deudor sobre su patrimonio". El motivo es que "el único bien del deudor que consta en las actuaciones es la vivienda", una construcción unifamiliar en el Parque Conde de Orgaz, sobre la que pesan cinco solicitudes de embargo distintas. Una de ellas, según el escrito, ya se ha practicado a favor de Pullmantur en reclamación de nueve millones más 2,5 por intereses de demora, gastos y costas.

La vivienda, además, tiene constituida una hipoteca en garantía de 4,5 millones de euros. De esta forma, el juez entiende que, "a la vista de las cantidades reclamadas, no puede sostenerse que los créditos vayan a resultar satisfechos en los respectivos procedimientos de ejecución".

El embargo dictado por el Juzgado Mercantil número 12 de Madrid como medida cautelar contra Díaz Ferrán y su socio, Gonzalo Pascual, para cubrir el déficit patrimonial de 417,3 millones de euros que acumula Viajes Marsans, también citaba parcelas de Ferrán en Lugo.

Fuentes cercanas al empresario confirmaron a Europa Press que Díaz Ferrán recurrirá el auto ante la Audiencia Provincial de Madrid en un plazo de cinco días, aunque no deja en suspenso el concurso. Los acreedores tendrán un plazo de un mes para presentar sus créditos al juzgado.

Sobre Pascual también pesa una solicitud de insolvencia de la que se conocerá la decisión del juez en los próximos días. Sus ex negocios, Air Comet Viajes Marsans, también han suspendido pagos y pertenecen a una firma especializada en quiebras, propiedad de Ángel de Cabo. Un escrito de los administradores concursales al juez revela que Pascual y Ferrán se dieron de alta como empleados de su compañía el pasado abril y de baja el 31 de mayo, y que en la documentación recogida "consta el pago [como finiquito] de 20.55,21 euros".

Pascual, en línea con lo expresado por Ferrán, defiende: "El dinero de nómina que señala el auto se hizo para el pago directo a Wells Fargo y evitar que se ejecutaran cinco millones a Marsans como avalista, por lo que buscamos evitar males mayores. Por otro lado, nunca cobramos finiquito alguno".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de noviembre de 2010