Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES CATALANAS

Euforia en el PP porque se facilita el acercamiento a CiU

Rajoy cree que perdió en 2008 sobre todo por esta comunidad, y ahora ve que cambia el ciclo

Mariano Rajoy y sus estrategas coincidieron en un análisis tras la derrota en las generales de 2008: se perdió sobre todo por Cataluña. Allí, el PSOE les sacó la friolera de 17 escaños. Tras las catalanas, el PP se coloca, según varios estrategas, en una posición perfecta para tener un buen resultado en esta comunidad en las generales de 2012. Y no sólo eso: sus escaños son importantes y eso le daría a Rajoy un buen argumento para buscar acuerdos con CiU también en Madrid, clave en la estrategia del líder del PP. "Esto puede ser el principio de un cambio que vendrá para el resto de España", sentenció ayer Dolores de Cospedal, secretaria general del PP, nada más conocer los resultados.

Los populares logran casi todos los objetivos pese a su discutida campaña

El PP ha cumplido casi todos sus objetivos. El primero, el más importante, que CiU no logre mayoría absoluta. De esta manera, los votos del PP catalán valen políticamente mucho.

El segundo era el de ser la tercera fuerza en Cataluña, superando a ERC. Para un partido nacional como el PP, ser la cuarta fuerza en un lugar clave como esta comunidad, agujero negro de la derecha española, es un problema grave. Con este resultado empiezan a superarlo: superan mucho a ERC, están muy por encima de ICV y la distancia con el PSC ya no es tan abismal como en el pasado. Cospedal lo destacó mucho.

Otro afán, el único que dependía de ellos, era el de subir, o al menos no bajar. Lejos de la bajada temida, Alicia Sánchez-Camacho ha logrado el mejor resultado en la historia del PP catalán, 18 escaños, uno por encima del récord que obtuvo Alejo Vidal Quadras en 1995. Es otra victoria interna para Rajoy frente al ala derecha del PP, que siempre le recuerda ese resultado de Vidal-Quadras. Y eso pese a las crisis internas de 2008 y una campaña muy discutida. Se confirma así el cambio de ciclo político, insisten los populares.

Aún así, el PP también aspiraba a que CiU no lograra más escaños que la suma del tripartito, porque entonces sus votos valdrían mucho más. No pudo ser, pero no bajó la euforia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de noviembre de 2010