Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La magia del Hocus Pocus

El festival convierte Granada en la capital del ilusionismo

Nada más que magia, magia capaz de convertir una ciudad como Granada en GranHada, intercalando una hache que tiene que ver con la ilusión, aunque sea una falta de ortografía. "El público no veía más que la magia, porque no tenía ninguna noción de la posibilidad de un trucaje". La frase es de Georges Meliès, uno de los pioneros de la cinematografía, y este año se ha convertido en una especie de dogma invisible de la novena edición del Hocus Pocus, el Festival Internacional de Magia de Granada, que comenzó el pasado jueves.

El director del festival, el mago Miguel Puga, recuerda que la Junta ha retirado su aportación de 3.000 euros. Con un presupuesto de 55.000 euros, el Hocus Pocus sobrevive gracias al apoyo del Ayuntamiento y la Diputación. "El año que viene cumplimos 10 años y los teatros están siempre llenos. Hay que resistir", comenta Puga.

Esta noche, en el Teatro Isabel la Católica, tendrá lugar el espectáculo Fuegos de magia, con la participación de ilusionistas como Sergi Buka, Fernando Arribas, Miguel Rubio o Charlie Mag, entre otros. La compañía LaSal pondrá en escena SoySolo mañana en el Teatro Alhambra, a las 17.00. SoySolo se adentra en la fantasía que propicia una habitación a oscuras en la mente de los niños.

El Hocus Pocus se clausurará a las 18.00 en el Auditorio Manuel de Falla con la ya habitual gala Magia por un sueño. En el espectáculo participarán la mayor parte de los invitados al festival, entre los que figuran Riversson, Kayto, Javi Martín, Paul Palmer, Miguel Rubio y Mad Martin.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de noviembre de 2010