Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:La lucha contra el machismo

¿Una reforma necesaria o mera propaganda?

Los jueces recuerdan que la norma ya se aplica, aunque llena un vacío legal

"Juegos de artificio, mera propaganda" u "homologación necesaria". El anuncio de Leire Pajín a la cadena SER de reformar la Ley Integral contra la Violencia de Género para retirar la guardia y custodia a los maltratadores, originó ayer un enconado debate. Para los jueces, es una cautela "inútil" y se adopta "a la desesperada, porque las víctimas no disminuyen y el Gobierno ya no sabe qué hacer", según los portavoces de Jueces para la Democracia y la Asociación Francisco de Vitoria.

Tanto los portavoces de estas asociaciones, José Luis Ramírez y Marcelino Sexmero, respectivamente, como el representante del Foro Judicial Independiente, Javier Varona, coinciden que se trata de una medida que viene aplicándose con regularidad en el lustro que la ley lleva vigente. "En los procesos en los que la denuncia por maltrato va unida al proceso de separación o divorcio nunca se concede una custodia compartida al maltratador, aunque solo sea imputado, porque la ley lo impide", señaló Ramírez.

"Actualmente existe un coladero y hay que atajarlo", afirma Sanidad

Desde 2005, en España no se ha dictado ninguna sentencia de custodia compartida en caso de maltrato. "Son puros juegos de artificio. Parece que creen que la gente es tonta", añadió el portavoz de la asociación progresista de los jueces.

Pero para el Ministerio de Sanidad se trata de una reforma necesaria ya que "actualmente existe un coladero y hay que atajarlo", según una portavoz de la ministra. El supuesto coladero estaría en el hecho de que la ley prohíbe la custodia compartida en caso de maltrato pero nada dice de la concesión de la guardia y custodia a título individual, de tal manera que puede darse la paradoja que un maltratador no tiene derecho a la custodia compartida pero sí puede convertirse en guardador único de sus hijos. El portavoz ministerial añadió que este supuesto se ha dado en "contadísimas ocasiones", pero basta con que ocurra una vez para que ejerza un efecto pernicioso sobre las mujeres maltratadas a la hora de denunciar al agresor. "Si se elimina esta posibilidad legal, aunque sea remota", añadió, "algunas mujeres que ahora no se atreven por temor a perder a los hijos acudirán tranquilas al juzgado".

La Asociación de Mujeres Juristas Themis avala esta decisión. "Es verdad que son casos muy infrecuentes, pero es una homologación necesaria". Su presidenta, Ángela Cerrillos, comenta que su asociación ha analizado más de 700 sentencias recientes de custodia compartida y sólo en una ocasión se han encontrado con una guarda y custodia individual de los hijos a un maltratador. "El juez argumentaba que sí había existido violencia de género, pero no de gravedad suficiente como para privar a un padre de la custodia. Con la reforma, ningún juez podrá valorar si la violencia es mucha o es poca".

Para Carlos Herráiz, presidente de la Asociación de Separados de Madrid, se trata de "otra vuelca de tuerca. Yo no sé que más nos pueden hacer. Si tenemos en cuenta que solo en el uno por ciento de los casos de divorcio -independientemente de que haya maltrato o pacífica convivencia- se concede la custodia al padre ¿qué más da que ahora digan esto o lo otro? Nos da lo mismo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de noviembre de 2010