Crítica:TEATRO
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Santa Perpetua Memoria de tantos olvidos

Santa Perpetua es un ejercicio para funámbulos: una comedia seria, escrita por Laila Ripoll en clave de farsa. Su beata protagonista ata a sus dos hermanos, travestidos desde niños, tan en corto como Bernarda Alba a sus hijas: no deja que entre aire fresco en su casa. Visionaria, perpetuamente encamada, es una alegoría del viejo orden y de la España milagrera y blasonada. Cree tenerlo todo atado y bien atado, hasta que un día llama a su puerta Zoilo, hijo de un antiguo amor a cuya novia denunció por celos durante la Guerra Civil, con consecuencias trágicas para su hermano. Zoilo viene reclamando dos cosas: la bici de su tío, fusilado por falangistas, y que se le permita buscar su cadáver. No es mucho pedir, pero Perpetua teme que removiendo la tierra se remuevan los recuerdos y que salga a la luz lo que hizo.

SANTA PERPETUA

Autora y directora: Laila Ripoll. Intérpretes: Manuel Agredano, Marcos León, Mariano Llorente y Juan Ripoll. Sala Cuarta Pared. Hasta el 28 de noviembre.

Ripoll y sus actores dibujan a los tres hermanos con un trazo paródico expresionista algo pasado de cuerda, que recuerda a los personajes de La Zaranda: es una manera de acercarse a un tema tan sensible rodeándolo, para abordarlo más adelante de frente en un enérgico monólogo donde Marcos León, intérprete de Perpetua, evoca el antiguo crimen. En contraste con sus barrocos antagonistas, se agradece la expresiva serenidad con que Zoilo, encarnado por Mariano Llorente, reclama la pertinente reparación moral. La autora sacrifica otros finales posibles más sutiles en aras de uno truculento pero efectivo teatralmente.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción