Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberoamérica tendrá un fondo solidario para educación

La XX cumbre iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno tendrá como objetivo fundamental firmar un compromiso de los 22 países para invertir un total de 76.000 millones de euros en educación en la próxima década. El secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, lo calificó ayer como "el esfuerzo más importante en América Latina en materia de educación".

Como parte del compromiso, se creará también un fondo de solidaridad que compense a los países más pobres con aportaciones de los más ricos. El fondo tiene ya comprometidos 3.000 millones de euros, explicó Álvaro Marchesi, secretario general de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), el organismo que ha coordinado la estrategia. Marchesi aseguró que con las nuevas aportaciones de países, empresas y bancos que se esperan firmar durante la cumbre se superará ampliamente esa cantidad en los próximos años. A modo de ejemplo, ya existe un compromiso firmado de 500 millones de euros del BBVA.

La cumbre se celebrará en Mar del Plata (Argentina) los días 3 y 4 de diciembre con el lema central de Educación para la inclusión social.

El plan que se pretende aprobar concluye en 2021, fecha del aniversario de los últimos bicentenarios de independencia de Latinoamérica. Según explicó ayer Marchesi, solo con que los presupuestos para educación de los países latinoamericanos se incrementen igual que su PIB anual, se alcanzaría el 80% de la cifra de 76.000 millones, que sale de los cálculos que cada país ha hecho para cumplir los objetivos de la estrategia. La región latinoamericana está creciendo en plena crisis económica más de un 4% al año de media.

Honduras, ausente

En el plano político, Iglesias reveló que Honduras no ha sido invitado si quiera formalmente a la cumbre por parte del país anfitrión, Argentina. Es la segunda ausencia del Gobierno de Honduras en una cumbre iberoamericana desde que un golpe de Estado expulsó del país al presidente Manuel Zelaya en junio de 2009. Argentina no reconoce al actual Gobierno hondureño. El presidente Porfirio Lobo ya había anunciado que no iría a la reunión por esta circunstancia. La no invitación supone que no habrá ni delegación oficial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de noviembre de 2010