Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Blasco 'olvida' dos subvenciones a la trama en una respuesta a Compromís

La diputada de Compromís Mireia Mollà, que hoy declarará ante el fiscal anticorrupción como denunciante de una trama de captación de fondos de cooperación, reveló ayer en las Cortes que el consejero de Solidaridad y Ciudadanía, Rafael Blasco, olvidó una subvención a la fundación que supuestamente funciona como centro de esa trama en una respuesta a su grupo. Posteriormente, el departamento de Blasco concretó que fueron dos las subvenciones.

La también diputada de Compromís Mònica Oltra había reclamado por escrito la relación de subvenciones recibidas por la Fundación Solidaria Entre Pueblos entre 2007 y 2010. Blasco, en su respuesta, asegura que dicha fundación -que ya no puede utilizar el nombre Entre Pueblos por una sentencia judicial- "recibió únicamente una subvención por valor de 415.000 euros el año 2010" para un proyecto en Guinea Ecuatorial a través de un convenio. Mollà exhibió un certificado de la consejería de febrero pasado que asegura que en 2009 también fue subvencionado un proyecto contra el sida en Malabo por 359.367 euros de la organización Ceiba "en agrupación con la Fundación Solidaria Entre Pueblos".

"Esta será una de las cosas que le explicaré al fiscal", dijo Mollà, que tildó de "chapucero" a Blasco y añadió: "Me adhiero a la denuncia de manipulación de expedientes que ha hecho el PSPV". Blasco, a su vez, no supo aclarar si dio ayudas en 2009 a la fundación: "No sabría decir si es así o no"."No sabría decirlo", fue la respuesta inicial de Blasco a la pregunta de si era verdad, como había denunciado minutos antes la diputada Mireia Mollà, que había otorgado alguna subvención en 2009 a la denominada hasta ahora Fundación Solidaria Entre Pueblos, pese a que solo se había referido a una ayuda de 2010 en la respuesta parlamentaria a Compromís. El consejero de Solidaridad arremetió contra la diputada, a la que acusó de actuar como "una maletilla del PSPV", y eludió centrarse en lo que calificó como "cosas secundarias". Blasco dijo que su gestión ha recibido el apoyo de entidades e instituciones frente a lo que describió como "una campaña de descrédito de la cooperación valenciana".

Ante la insistencia del periodista, que preguntó si, en efecto, la de 2010 era la única subvención a la polémica fundación, el titular de Solidaridad y Ciudadanía y portavoz parlamentario del PP contestó: "Será así, y lo será si la señora Mollà ha dicho lo contrario".

Su propio departamento emitió un comunicado por la tarde en el que se afirmaba que la mencionada fundación "no ha recibido un solo euro a través de convocatorias públicas, denegándose varios proyectos por no aportar la documentación requerida". Sin embargo, acto seguido, el comunicado reconocía que la Agrupación Cívica Intercultural Hispano-ecuatoguineana-Ceiba recibió 656.355 euros en subvenciones para dos proyectos en la convocatoria de 2009 a los que se presentó "como líder y en agrupación con la Fundación Solidaria Entre Pueblos". Según la consejería, en la resolución aparecía como "única beneficiaria" Ceiba, como demuestran las transferencias bancarias realizadas por la Generalitat.

Viaje a Haití

La Fundación Solidaria Entre Pueblos, que según la denuncia de Mireia Mollà gestionaba los proyectos de media docena de ONG fantasma o de escasa estructura, en cuyos proyectos facturaban las empresas de informática que crearon la propia fundación, tenía acceso, a través de su apoderado a las cuentas de esas ONG, entre ellas Ceiba.

Los proyectos que el consejero de Solidaridad

olvidó consignar como subvenciones recibidas por la mencionada fundación, "en agrupación con Ceiba", incluyen facturas de una sociedad de la que forma parte Joaquín Blasco, cuya presencia era habitual en los locales de la fundación, según denunció Mollà, y que participó en representación de la misma en un viaje a Haití de responsables de la consejería de Blasco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de noviembre de 2010