Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos tres jóvenes por difundir ideas nazis desde las redes sociales

Las redes sociales son, en manos de neonazis, un potente instrumento para promover el racismo y la xenofobia. El Cuerpo Nacional de Policía ha detenido a tres jóvenes ultraderechistas por difundir ideas violentas en Internet. Los arrestados, dos hombres y una mujer de 18, 28 y 25 años, colgaban en su página web vídeos de producción casera en los que exhibían armas y animaban a los internautas a usarlas contra otras etnias. La web ya ha sido clausurada, según fuentes de la investigación.

Los agentes hallaron un arsenal de armas en los pisos de los jóvenes: un revólver, tres subfusiles, 10 pistolas y hasta una bomba de mortero. La mayoría de ellas son de fogueo. La policía, sin embargo, les acusa de tenencia ilícita de armas porque habían modificado manualmente dos de las pistolas, de forma que podían disparar fuego real.

La presunta actividad delictiva de los arrestados se limitaba al ámbito virtual. Aunque asistían a actos y conciertos de grupos skinheads, no les constan antecedentes policiales por participar en agresiones o peleas, como suele ocurrir con esta clase de bandas. "Son chicos potencialmente peligrosos. Empiezan con la difusión de sus ideas y propaganda, y pueden acabar involucrados en sucesos violentos. Por eso conviene mantener cierto control", detalló una fuente policial.

Además de poseer armas sin permiso, los jóvenes -que viven en Badalona, El Masnou y el barrio de la Verneda de Barcelona- están acusados de un delito contra los derechos fundamentales. Los jóvenes ocultaban su identidad con apodos que cambiaban de forma periódica. La web disponía de un foro en el que los participantes usaban términos de tendencia filonazi y hitleriana, como "88" (en alusión a la letra H de Heil Hitler), SS o white power. También disponían de gran cantidad de literatura fascista y de toda clase de objetos: botas militares, banderas del Tercer Reich y camisetas con esvásticas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de noviembre de 2010