Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ernest Maragall aprueba en su despedida la agencia que evaluará a maestros y escuelas

El Gobierno catalán celebró ayer su última reunión antes de entrar en funciones tras las elecciones del 28-N. Y despidió la legislatura aprobando la Agencia de Evaluación y Prospectiva de la Educación, que se encargará de evaluar el sistema educativo: a los alumnos, a los propios maestros y profesores no universitarios, y a los centros educativos. La aprobación de la agencia se produjo a propuesta del consejero de Educación, Ernest Maragall.

El nacimiento de esta agencia de evaluación es la tercera pata de una serie de medidas que se empezó a adoptar a mitad de año con el decreto de autonomía de las escuelas e institutos, siguió hace tres semanas con otra norma que da más poder de decisión a los directores escolares, y se completa ahora con la aprobada ayer. La Agencia de Evaluación sustituye al Consejo Superior de Evaluación y recibe más funciones que este.

Las funciones que tendrá la nueva agencia están desarrolladas en la Ley de Educación de Cataluña, aprobada hace 16 meses con los votos a favor del 90% del Parlament. Una de las funciones de la agencia se asemeja a la de una fábrica de ideas o think tank, ya que se le encomienda "analizar los escenarios de futuro y hacer propuestas para mejorar la calidad del sistema educativo".

La agencia evaluará "los rendimientos educativos", es decir, las cuatro evaluaciones que se hacen en Cataluña en la etapa de la enseñanza obligatoria: dos en primaria, a mitad y final de etapa, y otras dos en secundaria, también a mitad y final de etapa. También se encargará de evaluar "el ejercicio docente que permitirá la acreditación de los méritos de los docentes para la promoción profesional" y de "la función de la inspección". Se prevé asimismo que la agencia tenga competencias para evaluar a los propios centros educativos. Los sindicatos se han declarado contrarios a estas funciones, así como a la mayor parte del contenido de los decretos de autonomía y dirección de centros.

El nuevo organismo tendrá un consejo y un presidente, y firmará acuerdos con el Departamento de Educación para financiarse. La presidencia de la agencia queda vacante hasta que haya nuevo Gobierno. El actual presidente del Consejo de Evaluacion Educativa, el catedrático Jorge Calero, continuará en el puesto hasta que el nuevo Ejecutivo surgido de las urnas decida.

El Gobierno también aprobó destinar 23 millones de euros a financiar libros de texto y material informático, y 3,2 millones a digitalizar aulas dentro del Programa 1x1, que prevé dotar de un ordenador portátil a cada alumno. Otra medida aprobada es un plan de planificación hidrológica para elevar la disponibilidad de agua a partir de 2015.

Qué examinará la nueva entidad

- A los centros educativos (escuelas, institutos y otros no universitarios)

- El ejercicio docente, con vistas a la acreditación de méritos de los profesionales y a la promoción profesional de los docentes

- Las actividades educativas realizadas más allá del horario lectivo y de los propios servicios educativos

- Los rendimientos educativos (competencias básicas asumidas por los alumnos en primaria y secundaria)

- El ejercicio de la función de los directores de los centros escolares y de la función inspectora

- La función del sistema educativo catalán y de la Administración educativa

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de noviembre de 2010

Más información