Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se abre el patio de recreo del 'corto'

Los miembros del jurado de Zinebi apuestan por descubrir propuestas originales - Cinco guionistas y cineastas elegirán los premios del festival

Sin el lastre de elevados costes de producción, el cine de cortometraje constituye el terreno ideal para exprimir la imaginación de los nuevos realizadores. Los cinco miembros del jurado de Zinebi 2010 - la cineasta rusa Irina V. Evteeva, el guionista y director bilbaíno Luis Marías, la realizadora del colectivo Los Hijos Natalia Marín, la documentalista argentina Ana Cacopardo y la directora británica Emily Wardill - comenzaron ayer el visionado de las 73 películas de la sección competitiva del festival con la intención de descubrir entre los concursantes nuevos caminos cinematográficos, "producciones imposibles", dijeron, en otros espacios.

La 52ª edición de Zinebi, el Festival Internacional de Cine Documental y Cortometraje de Bilbao, arrancó ayer con una sesión inaugural en la que la esposa del compositor Luis de Pablo, la pintora Marta Cárdenas, recogió el Mikeldi de Honor que reconoce su aportación a la música para el cine.

"Hay que abrir la ventana a las historias", dice Ana Cacopardo

Natalia Marín comparó el festival que ayer comenzó en Bilbao con "un buen patio de recreo" en que experimentar y ensayar propuestas más arriesgadas. Sabe de lo que habla porque en Los Hijos realiza un trabajo en el que confluye el cine de vanguardia, la investigación etnográfica y el videoarte. Su primer largometraje, Los materiales, consiguió el premio al mejor director en el Festival Internacional Punto de Vista 2010 y una mención especial del jurado en el FID de Marsella.

Marías - a punto de empezar a rodar El hombre lobo, su segundo largometraje como director- advirtió que la tarea que el jurado debe realizar a lo largo de la semana la "labor ingrata" de elegir unas obras con un criterio que no siempre es compartido. Su compañera de jurado Ana Cacopardo, autora de documentales premiados sobre temas de derechos humanos y episodios de la última dictadura militar en Argentina, incidió en que el trabajo de elegir las mejores películas es también un aprendizaje. "Hay que abrir la ventana a la experimentación y a las historias de nos cuentan", dijo. La documentalista, directora ejecutiva de la Comisión por la Memoria en Buenos Aires, recordó la labor de las nuevas generaciones en su país, que "con voz propia" están produciendo cine e "interpelando con su trabajo sobre el pasado de Argentina". Zinebi ha programado hoy la proyección de su documental sobre el mundo carcelario Ojos que no ven (2009), dirigido junto a Andrés Irigoyen (Museo Guggenheim. 18 horas).

La apuesta por la experimentación y el riesgo que defendieron algunos miembros del jurado casa con la carrera de Irina V. Evteeva. Heredera de la tradición soviética del cine de animación, la realizadora ha desarrollado en los últimos años una técnica muy personal de pintura sobre el fotograma.

Natalia Marín defendió los valores del cortometraje y la vocación de los realizadores que encuentran su espacio en las obras de menor duración. "El corto no tienen por qué ser un paso previo a la realización de largometrajes. Hay quien desarrolla su carrera en el corto y lo hace muy bien", explicó.

Cifras del festival

- Zinebi 2010 ha seleccionado para su sección competitiva 73 películas, entre las 3.196 obras presentadas, un 8% más que el año anterior. La 52ª edición del Festival Internacional de Cine Documental y Cortometraje de Bilbao finalizará el próximo sábado. En la sesión de clausura recibirá el Mikeldi de Honor el cineasta británico Nicolas Roeg, el director de Puffball (2007).

- Las películas a concurso proceden de 33 países. De ellas, 17 son de realizadores españoles. Nueve participantes son del País Vasco, la representación más numerosa de la historia del festival.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de noviembre de 2010

Más información