Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gasto en I+D cae por primera vez en 15 años por el ajuste empresarial

El esfuerzo del sector privado se reduce un 6,3% en 2009, antes de que se note el recorte público - Baja el número de compañías investigadoras, según el INE

El gasto español en investigación y desarrollo (I+D) disminuyó un 0,8% el año pasado respecto al anterior, situándose en 14.582 millones de euros. No es una caída fuerte, pero sí la primera que se produce desde 1994, según los datos presentados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Además, es notable la reducción de esfuerzo en este ámbito (un 6,3%) por parte del sector empresarial. Solo el incremento de la inversión del sector público el año pasado, en un 5,8% (contando las Administraciones y las Universidades), prácticamente compensó el descenso del sector privado. Queda por ver el efecto del recorte de la inversión pública en I+D en los presupuestos de este año y el que ha propuesto el Gobierno para el próximo (un 7%), que pueden anular ya este efecto compensador de 2009.

En EE UU la aportación de las empresas es un 67% del total invertido

Las comunidades más innovadoras son Navarra, Madrid y País Vasco

"También la caída del gasto en I+D en 1994 fue anticipada uno o dos años por el sector empresarial", comenta Luis Sanz, profesor de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y presidente del Comité de Política Científica y Tecnológica de la OCDE. "En el sector público, en 2009 todavía se ejecutaron fondos correspondientes a ejercicios anteriores (2007 y 2008), que fueron muy positivos, mientras que el sector privado refleja rápidamente la caída de las inversiones", señala este experto.

El hecho de que el sector público invierta más en I+D que el privado (43,35% en 2009) significa que España va en sentido contrario a lo planeado: el peso relativo del gasto de las empresas debería aumentar para aproximarse a los países desarrollados. En 2009, siguiendo la tendencia ya manifiesta en 2008, el empeño público superó al del sector privado y la distancia va en aumento. Mientras tanto, en países más avanzados el porcentaje de la inversión privada respecto al total supera el 60%: Estados Unidos, 67,2%; Japón, 77,7%; Alemania, 67,9%, y Francia, 52%. La media de la OCDE se sitúa en el 64,2% y la de la UE, en el 54,9%, con datos de 2008.

La caída del esfuerzo en I+D el año pasado es especialmente notable en la pequeña y mediana empresa (con menos de 250 empleados), cuyo gasto fue en 2009 un 12% inferior al de 2008. En las grandes compañías se registró un ligero aumento del 0,3%, comentó ayer Fernando Cortina, subdirector general de Estadística de Empresas del INE, en la presentación de la encuesta en la Fundación Cotec.

El número de compañías que realizan actividades de investigación y desarrollo cayó en un 10%. Sin embargo, apuntó Juan Mulet, presidente de Cotec, las empresas no han despedido al personal de sus laboratorios, o apenas lo han hecho, dado que el número de investigadores en el sector privado solo ha disminuido un 0,5%. En el público, por el contrario, ha aumentado en un 4%.

Un indicador clave del esfuerzo en ciencia y tecnología que hace un país es el porcentaje de su Producto Interior Bruto que dedica a estas actividades. España se había propuesto, en el Plan Nacional 2009-2011, diseñado en época de bonanza económica, dar el salto hasta el 2%. Se ha interpuesto la crisis y ya en 2009, pese al crecimiento del gasto público, solo se ha llegado al 1,38% del PIB. Es el mayor porcentaje que se ha alcanzado, pero hay que tener en cuenta la caída notable del PIB el año pasado (3,1%), lo que explica que se supere el 1,35% de 2008 pese a la reducción del gasto en I+D en un 0,8% en 2009. Mulet destacó el hecho de que haya retrocedido menos el gasto en I+D que el PIB.

La distancia de España con la media europea se reduce, situándose la comunitaria en el 1,9% del PIB (datos de 2008), pero sigue lejos de los líderes, como Suecia y Finlandia, que rondan el 3,5%, o Francia y Alemania, que están por encima del 2,5%.

El Ministerio de Ciencia e Innovación interpretó ayer positivamente los datos de la encuesta señalando que "las inversiones en I+D en el sector empresarial se han reducido menos de la mitad de lo que ha caído la inversión industrial en su conjunto (un 16,7% en 2009 respecto a 2008), lo que demuestra que las empresas siguen considerando prioritaria su inversión en estas actividades en el actual contexto económico".

Las comunidades autónomas que realizaron el año pasado el mayor esfuerzo en I+D fueron Navarra (2,13% de su PIB), Madrid (2,06%), País Vasco (2,06) y Cataluña (1,68%), "las únicas que presentaron cifras de intensidad en el gasto de I+D superiores a la media nacional", según el INE. En cuanto al mayor crecimiento respecto a 2008, destacan Navarra, Cantabria y Aragón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de noviembre de 2010