Metro demanda a los sindicatos por la huelga de verano

Metro de Madrid quiere que la huelga que secundaron sus trabajadores los pasados meses de junio y julio sea declarada "ilegal" en los tribunales. El viernes, la empresa pública presentó una demanda ante los juzgados de lo social contra el comité de huelga, el comité de empresa, los sindicatos convocantes (Sindicato de Conductores, UGT, CC OO, Sindicato Libre y Solidaridad Obrera) y los sindicatos de estaciones y técnicos de Metro por incumplir los servicios mínimos solicitados por la Comunidad los días 29 y 30 de junio. Los sindicatos, por su parte, reiteran que el incumplimiento se debió a que el Gobierno regional les impuso unos servicios abusivos (50%). Una valoración que ya demandaron y que aún está pendiente de resolución judicial.

"La legislación vigente no permite el incumplimiento de servicios mínimos y que se olvide el derecho a trasladarse de más de seis millones de ciudadanos", defendió ayer la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre.

El punto final a este conflicto parece aún lejano. La conciliación a la que trataron de llegar en agosto la compañía y los sindicatos fracasó. También quedó congelada la demanda que formuló la empresa contra los convocantes en la que les pedían 6,5 millones de euros por daños de imagen. En la demanda que se planteó el viernes, Metro rebaja sus pretensiones. Pide la declaración de "ilegalidad" de la huelga, sin hacer mención a posibles indemnizaciones.

900 expedientes

Si el juzgado determinase la ilegalidad de la huelga, Metro podría aún abrir un nuevo proceso para requerir sanciones económicas. Para la compañía esta declaración además evitaría incumplimientos de los servicos mínimos en futuras movilizaciones de los trabajadores.

Los sindicatos aseguran que aún no han recibido esta nueva demanda. Por el momento, van a esperar a estudiar los términos en los que está planteada para determinar qué tipo de respuesta darán (algunos de los sindicatos no descartan nuevos paros en caso de que se les vuelvan a exigir indemnizaciones).

En cuanto a los 900 expedientes que la empresa abrió a los trabajadores que no respetaron los servicios mínimos, (una vía independiente a las demandas judiciales), los sindicatos aseguran que el conflicto está zanjado para todos excepto para los 10 miembros del comité de huelga. Metro, sin embargo, dice que "el conjunto de los expedientes aún no está resuelto y que siguen su curso".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0016, 16 de noviembre de 2010.

Lo más visto en...

Top 50