Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valenciano viaja a París para escuchar a las dos partes

Las versiones de Marruecos y el Frente Polisario sobre lo que ocurrió en el campamento saharaui son diametralmente distintas. Los unos aseguran que entraron sin violencia y fueron los saharauis quienes la utilizaron. Para el Polisario, en cambio, el uso de la fuerza fue total, y fruto de ello hay "decenas de muertos" (los marroquíes consideran sin embargo que las bajas las sufrieron ellos).

Estas versiones antitéticas son las que escuchó ayer la secretaria de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, que se reunió en París con los actores del conflicto. La oportunidad la brindó la reunión del Consejo de la Internacional Socialista, del que forma parte la Unión de Fuerzas Socialistas Populares, partido marroquí que participa en el Gobierno.

Valenciano se reunió también con el argelino Frente de Liberación Nacional, situado de lado saharaui, y con el representante para Europa del Polisario, Mohamed Baissat. En encuentro, el más extenso, concluyó con el compromiso de una reunión en Madrid entre el PSOE y el Polisario. Ambos coincidieron en que la solución debe salir de Naciones Unidas.

Valenciano explicó a los socialistas marroquíes que la sociedad española, y "singularmente la izquierda", es la más sensible de toda Europa a las demandas saharauis. También habrá reunión de ambos partidos, en este caso en Rabat, puesto que la delegación española intenta a toda costa mantener abiertos los canales con ambas partes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de noviembre de 2010