Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TELEVISIÓN

'Bob Esponja', el rey de la TDT

Clan TVE lidera la audiencia de los nuevos canales, que copan el 21%

Ni El gato al agua, ni La vuelta al mundo, lo que más tirón tiene en los nuevos canales nacidos con la televisión digital terrestre (TDT) es Bob Esponja. Con más de un millón de seguidores, la serie de dibujos animados producida por Nickelodeon es el programa más visto de Clan TVE y de la veintena de ofertas que intentan abrirse paso en un mercado de extrema competencia. En un sector marcado por la implacable fragmentación de las audiencias, uno de cada cinco espectadores españoles sintoniza alguno de los canales que salieron al aire con la TDT, pero apenas tres -todos dirigidos al público infantil- superan la barrera del 2%.

Bob Esponja se ha adaptado a la TDT como nadie. La serie va destinada a un público entre 4 y 12 años, pero muchos adultos se han enganchado a las peripecias de esta esponja amarilla con pantalones cuadrados que vive con su mascota, el caracol Gary -el único caracol del mundo que maúlla como los gatos-, en un apartamento de dos habitaciones dentro de una piña. Elabora hamburguesas en el Crustáceo Crujiente y su sueño es convertirse en el cocinero más famoso del mar. "Es una serie que llega con mucha efectividad a la audiencia a la que va dirigida y también a un público adulto. Hemos visto que desde que se difunde en abierto, el 40% de la audiencia tiene más de 15 años. En Estados Unidos se emite en canales de mayores", comenta Carlos Tribiño, responsable de Marketing y Ocio de MTV Networks, que forma parte, como Nickelodeon, del gigante Viacom. Antes de dar el salto a Clan TVE, solo podía sintonizarse en Nickelodeon, incluido en las plataformas de pago. "Es un fenómeno similar a Los Simpson pero a la inversa. Los Simpson son una serie para adultos que ven los niños", asegura Tribiño.

El 40% de los espectadores de la serie de dibujos son adultos

Bob Esponja es "muy simpático y tiene mucho sentido del ridículo. Y es 100% producto de Nickelodeon", recalca. Fue creado en 1999 por Stephen Hillenburg, un biólogo marino volcado en la educación infantil que vio que los niños respondían muy bien a los animales marinos, como las esponjas, las estrellas de mar o las medusas. Tras un máster de Artes Gráficas creó el personaje que se ha hecho famoso en todo el planeta y le ha proporcionado a él una cómoda vida en Hollywood.

El éxito de Bob Esponja no es exclusivo de España ni se reduce a la televisión. Ha saltado a 112 países. "Es una marca global, que ha tenido un éxito rotundo en canales de los cinco continentes", dice Tribiño. Y se ha convertido en una industria. Cromos, camisetas, relojes, lapiceros, cuadernos, caramelos, toallas, pijamas, sábanas y peluches llevan su estampa. Productos asociados que han generado 8.500 millones de dólares (6.200 millones de euros). En Navidades llegará a España un musical sobre sus peripecias.

El personaje que ha conquistado la TDT no tiene rival. A excepción de algún partido de fútbol, copa los primeros puestos de la audiencia. Los datos del pasado jueves son reveladores si se comparan con las audiencias de las tertulias políticas: El gato al agua (Intereconomía, 467.000 espectadores), Hoy (CNN+, 145.000), La vuelta el mundo (Veo TV, 131.000) y La noche en 24 horas (Canal 24 Horas, 113.000) fueron derrotadas con contundencia por el líder de la jornada: Bob Esponja, que logró 931.000 al filo de las nueve de la noche en Clan TVE.

En el último un año, las televisiones que recibieron una licencia de TDT no han dejado de crecer. Si en octubre de 2009 acaparaban en 11,5% del público, en el mismo mes de 2010 han copado el 21,4%. Este crecimiento ha sido, sobre todo, a costa de las emisoras generalistas de primera generación (TVE, Antena 3 y Telecinco) y de las autonómicas, que se han dejado en el camino más de dos puntos (en su conjunto representan el 11,5% en octubre).

Pero el verdadero estirón de los canales que surgieron con la TDT se produjo en abril, coincidiendo con el apagón analógico (pasaron del 14,7% de marzo, el último mes de la vieja televisión, al 17% en abril, y en octubre registró el 21,4%). Los que mejor se han adaptado a la nueva tecnología son los infantiles y juveniles. Sobre todo, Clan TVE, que logra el 3,1% de cuota de pantalla. Este fenómeno no se percibe en las ofertas de corte generalista. Por ejemplo, Intereconomía apenas subió tres décimas desde abril, cuando empezó a competir en igualdad de condiciones técnicas que el resto. Ha pasado de 0,9% en el último mes analógico al 1,2% de octubre. Peor le ha ido a Veo TV, que del 0,7% avanzó al 0,9%. A la vista de estos datos queda claro que las sesudas tertulias políticas sobre las que pivota su apuesta televisiva tiene mucho menos seguimiento que el cándido e inofensivo Bob.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de noviembre de 2010