Análisis:DESDE EL PARQUÉ | MERCADOSAnálisis
i

Los bajos precios relajan algunas tensiones

Los problemas con la deuda soberana de la periferia europea crecen y se atenúan según los días y según el talante de las declaraciones de los supuestos responsables de la economía de la eurozona.

Ayer, los mercados de valores parecían olvidar los problemas del día anterior y recuperaron posiciones casi al unísono, aunque Grecia, Irlanda y Portugal seguían soportando altos diferenciales en su deuda y España e Italia sufrían la inercia de ese fenómeno. Alemania, otra vez el foco de los problemas de los demás, mantenía un nivel cómodo de rentabilidad para el bund, lo cual parece ser la finalidad de algunas declaraciones, según algunos habituales del mercado español.

El mercado de valores español abrió la sesión con un recorte del 0,53% en el Ibex 35 que le llevó hasta los 10.237,70 puntos, pero el nivel de algunos precios pareció interesante a los inversores a corto y la situación se dio la vuelta, a pesar de que en los mercados de deuda las tensiones seguían como el día anterior. Algunos observadores señalaron que la publicación del IPC alemán del mes de octubre, con una tasa interanual del 1,3%, fue como un bálsamo, pues resta argumentos al BCE para endurecer más una política monetaria que castiga las necesidades de liquidez de los países más pequeños.

El Ibex 35 fue remontando posiciones hasta rozar los 10.450,00 puntos poco antes del cierre, aunque al final quedó en 10.409,80 puntos, con una subida del 1,15%. París ganó el 0,82%, Francfort el 0,55% y Londres el 0,43%.

En Estados Unidos el ambiente era algo más frío tras la publicación de los datos de inventarios y ventas mayoristas del pasado mes de septiembre. Los inventarios crecieron el 1,5% y las ventas tan solo el 0,4%, lo que indica que el consumo sigue moviéndose al ritmo de la creación de empleo. La Bolsa de Nueva York respondía a esos datos en forma débil, aunque esa situación también era achacable a la altura de las cotizaciones, por encima de los niveles de resistencia y con posibilidades de romper al alza, a pesar de los difusos datos económicos.

La contratación en el Mercado Continuo ascendió a 6.096,63 millones de euros, en buena parte gracias a la aportación de 3.545,43 millones de euros de las operaciones "de vuelta" del lavado de cupón de Telefónica. El "mercado abierto" negoció 2.239,64 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 10 de noviembre de 2010.