Una juez condena a Vizcaya a retirar los residuos del solar previsto para Afer

La Diputación se enfrenta a un coste de 24 millones para eliminar el relleno

La Diputación de Vizcaya ha recibido un varapalo judicial por los terrenos de Alonsotegi destinados a la fábrica de pisos de Afer. Un juzgado de Barakaldo le ha condenado a retirar el gigantesco relleno (más de dos millones de metros cúbicos de tierra) en el área central del solar y le coloca en una complicada situación: despejar todos estos escombros puede tener un coste de 24 millones de euros, ya que el canon por metro cúbico de estos residuos cuesta actualmente unos 12 euros.

La sentencia, dictada el pasado 1 de septiembre por el juzgado número 4 de Barakaldo, acepta íntegramente la demanda del principal propietario del solar, que estaba reservado al frustrado proyecto de una planta de fabricación de pisos en serie. La denuncia se basaba en que la Diputación de Vizcaya realizó una ocupación temporal de 80.000 metros cuadrados en 2004 para los movimientos de tierras en la construcción del corredor del Cadagua, la autovía que une Bilbao y la comarca de las Encartaciones, abierta en 2008. Pero al concluir esta carretera la ocupación temporal "persiste ilegítimamente", expresaban los demandantes.

El fallo ve ilegal la ocupación del suelo durante los dos últimos años

El propietario del suelo no exigía ninguna compensación ni indemnización económica sino que se reconociera el derecho de su propiedad y la restitución al estado anterior al relleno. El fallo considera como "cierto y no negado" por la Diputación la existencia de la ocupación temporal y que la institución foral "sigue poseyendo las superficies de las fincas". El juzgado se refiere a las fotografías aportadas a las diligencias, donde "se puede ver como en dicho terreno está ubicada una excavadora y varios materiales de construcción".

El juzgado de Barakaldo critica la actitud de la defensa jurídica de la Diputación al hacer "imposible fijar los hechos que han de considerarse controvertidos porque la contestación a la demanda por la Diputación se antoja vaga e imprecisa". La sentencia añade que "obvia hacer referencia" a la razón del pleito, es decir la ocupación temporal del suelo. "La no oposición y la no negación de los hechos suponen una carga que ha de soportar la parte demandada [la Diputación vizcaína] en su propio perjuicio".

Tras señalar que la ocupación "debería haber cesado hace ya varios años", el juzgado, que también impone las costas del litigio a la Diputación, condena al Departamento foral de Obras Públicas "a cesar en la ocupación y en el uso" de esos terrenos, "debiendo reintegrar en su posesión" a sus propietarios.

Esta sentencia añade otra complicación más al proyecto del polígono industrial en Alonsotegi, que la Diputación ha mantenido en los últimos años que se ejecutará. La iniciativa está paralizada a la espera, según ha asegurado la institución foral, de la resolución de la Comisión Europea sobre la legalidad de los convenios firmados entre la Diputación y Afer. Fue Vizcaya, tras el enfrentamiento con la empresa y dos años después de firmar los acuerdos, la que comunicó a la CE que le aclarase si fueron ayudas de Estado.

Un pleito de 2008

- En junio de 2008 el principal propietario del suelo previsto para la fábrica de pisos de Afer (tiene 80.000 de los 254.000 metros cuadrados) demandó a la Diputación de Vizcaya porque no se había llevado los escombros que fue depositando en sus tierras desde 2004, cuando comenzaron las obras del corredor del Cadagua, que discurre al lado.

- En esas fechas, la Diputación ya era reacia a impulsar el proyecto de Afer, lo que se hizo público en 2009 con el enfrentamiento entre Jabyer Fernández y el diputado general José Luis Bilbao.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 03 de noviembre de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50