Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:TROTAMUNDOS | Belén Rueda - Actriz | EL VIAJERO HABITUAL

Cocodrilos y pirañas

Cosas así solo se viven una vez en la vida. ¡Una vez y no más!". Eso pensó la actriz madrileña Belén Rueda, que ayer estrenó Los ojos de Julia, rodeada de alimañas en plena Amazonia colombiana .

Parece que es una intrépida...

Ahora ya tengo hijos y me doy cuenta de que hay viajes que ya no haría. Como este que hice hace años con varios amigos a Colombia. Y eso que empezó muy tranquilo. Primero disfrutamos de Bogotá, que es puro colorido y alegría, y después de Cartagena de Indias.

Supongo que lo fuerte llegaría en el Amazonas.

De hecho, empezó nada más aterrizar en la ciudad de Leticia. Por entonces todavía se movía bastante droga por esa región y la policía estaba muy alerta. Tanto que casi me detienen cuando descubrieron tampones en mi equipaje.

Un momento incómodo.

Nada comparado con el momento en el que nos adentramos en la selva. Ni siquiera recuerdo cómo conocimos a nuestro guía. Solo sé que ya tenía sus años y que se le ocurrió meternos en la jungla a las seis de la tarde, cuando ya ha empezado la hora de comer.

¿La hora de comer?

Sí, cuando el sol empieza a ponerse, todas las fieras salen del escondrijo y comienza el festín. Nos montamos en una barcaza y empezamos a remontar el río. Recuerdo ver unas lucecitas rojas junto a la orilla. Eran los ojos de los cocodrilos.

Vaya...

En un momento dado notamos un golpe y el guía gritó: "¡No os mováis. Es un pez perro!".

No suena nada bien.

Decía que eran los peces que se comen la carne pegada al hueso que queda cuando las pirañas ya no quieren más.

Y ustedes, tan tranquilos.

Dentro de lo que cabe. Aún quedaba llegar a la zona del río donde había pirañas. Continuamos en unas canoas que eran troncos de árbol ahuecados.

¿Eran sólidos por lo menos?

Lo único que recuerdo es que el guía nos dio un cubo y nos gritaba que achicáramos el agua que iba entrando. No pasó nada, pero, eso sí, ¡una vez en la vida y no más!

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de octubre de 2010