Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Ràpita llora por el atraco de Cambrils

Fue intensa, pero contenida, la ceremonia celebrada ayer en Sant Carles de la Ràpita (Montsià) para despedir a la víctima del atraco mortal de Cambrils (Baix Camp). Los asistentes prorrumpieron en lágrimas cuando el coche fúnebre partió hacia el cementerio de la localidad. Estela Calduch, de 25 años, dejó su municipio natal cuando ingresó en la universidad, pero siempre mantuvo el contacto con amigos y familiares. El millar de vecinos que se concentraron dejaron pequeña la iglesia de la Santísima Trinidad y se agolparon en las cercanías. Los Mossos d'Esquadra mostraron ayer a vecinos y comerciantes de Cambrils imágenes del asalto para tratar de identificar a los dos atracadores, pero se negaron a facilitarlas a los medios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de octubre de 2010