Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adiós al pulpo Paul, el adivino de La Roja

Muere el cefalópodo que vaticinó el triunfo de España en Sudáfrica

Había llegado a la vejez. Estaba a punto de cumplir tres años. Llevaba varios días sin apenas comer y moverse. El lunes llegó su final. El pulpo Paul murió en su acuario de Oberhausen (Alemania), según informó un portavoz del Sea Life Aquarium. Los trabajadores y directivos del recinto aseguraron estar "muy afectados" por la noticia, ya que Paul era el principal reclamo de estas instalaciones. Su fama traspasó fronteras y durante la celebración del Mundial de Sudáfrica se convirtió en toda una estrella que siempre apostó por el triunfo de la selección española.

Cadenas de televisión de todo el mundo se apostaban ante su pecera para esperar sus vaticinios. Los cuidadores le ponían, dentro del acuario, sendos mejillones en dos cajas de metacrilato con las banderas nacionales de los equipos que se enfrentaban en el Mundial. Según el mejillón que prefiriera el octópodo, se deducía el vencedor. Cuando Paul dijo que La Roja ganaría el Mundial y acertó, empresarios gallegos intentaron comprarlo. Ofrecieron 30.000 euros, pero el acuario no quiso venderlo.

MÁS INFORMACIÓN

Ayer sus cuidadores anunciaron que erigirán un monumento en su memoria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de octubre de 2010