Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El vendaval obliga a cortar la circulación de trenes entre Girona y Portbou

La circulación de trenes entre Girona y Portbou fue cortada ayer a las ocho de la tarde a causa del fuerte temporal de viento. No estaba previsto que los trenes recuperaran la normalidad hasta las siete de la mañana de hoy. Ayer, 10 autocares hacían el recorrido en el tramo cortado. Protección Civil informó de que el viento también afectó al tramo ferroviario entre Figueres y Portbou, que permanecerá, asimismo, cortado hasta hoy a las siete de la mañana.

Los vientos alcanzaron ayer hasta los 100 kilómetros por hora sobre todo en el Alt Empordà y en las comarcas del sur de Tarragona. De hecho, Protección Civil mantenía ayer activada la fase de alerta del plan por fuertes rachas de viento y por el complicado estado del mar, que afecta a diferentes puntos de Cataluña.

Entre las ocho de la tarde de ayer y las ocho de la mañana de hoy se esperaban las ráfagas de viento más importantes, que podrían superar los 162 kilómetros por hora. En Girona, las comarcas más afectadas son las del Alt y Baix Empordà, donde las olas podrían superar los seis metros de altura.

Los Bomberos de la Generalitat realizaron ayer numerosas salidas en las comarcas de Girona por incidencias relacionadas con el fuerte temporal como caídas de vallas publicitarias, árboles, tejas y mobiliario urbano, sin tener que lamentar heridos. La Administración aconseja a los ciudadanos que cierren puertas y ventanas y eviten, en la medida de lo posible, los desplazamientos por carretera hasta que vuelva la normalidad.

Por otra parte, ayer se produjo la primera nevada de la temporada fuera de la alta montaña. Las comarcas de la Cerdanya y el Ripollès vieron ayer cubiertos sus campos por tres centímetros de nieve.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de octubre de 2010