Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Información privilegiada

Estalla la pugna por la patronal

El catalán Rosell logra el apoyo de Esperanza Aguirre para superar al andaluz Herrero

La pelea no se ha hecho esperar. Cuando hace dos semanas Gerardo Díaz Ferrán (DF) avanzó que anunciaría elecciones anticipadas a la presidencia de CEOE el 20 de octubre, tres de los vicepresidentes (Joan Rosell, Santiago Herrero y Jesús Banegas) ya tenían preparados los dorsales para iniciar la carrera. Otros se guardaron la posibilidad hasta ver los movimientos, caso de Arturo Fernández, y algunos dirigentes quedaron a la expectativa.

Pero no habían pasado dos días y los aspirantes ya estaban en solfa. Hasta el miércoles han sido dos semanas de sondeos, contraste de pareceres y alguna que otra riña interna. DF, al tiempo que fijaba el 21-D como fecha de las elecciones, lanzó el mensaje de que sería bueno una candidatura consensuada y le encargó la tarea al secretario general, José María Lacasa. El aparato defiende un presidente que sea empresario, lo que apunta a Rosell, defenestrado en su día por José María Cuevas, como favorito.

El mismo viernes, el presidente de la patronal catalana Foment comenzó a fraguar su candidatura y, como paso previo, se citó en Madrid con su teórico rival más potente Santiago Herrero y sondear ese posible consenso. El proyecto de Rosell consiste en formar un tridente con él como presidente y Herrero y Arturo Fernández, el presidente de la patronal madrileña CEIM, como vicepresidentes fuertes. Si eso prospera, descartaría casi la candidatura de Banegas, que no fue tenido en cuenta en esa reunión, y cualquier otra.

Rosell y Herrero decidieron esperar a esta semana para contestar, pero ya en la tarde tenía una respuesta. La Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), que preside Herrero, emitió un comunicado clarificador que apoyaba que su presidente se presente para presidir CEOE. No se descarta la posibilidad de que a lo largo de la campaña puedan aliarse; pero la batalla ya está entablada.

Rosell es el que más se ha movido en los días previos. Entre sus preocupaciones estaba la de cambiar su imagen en Madrid. Por eso, se entrevistó con Esperanza Aguirre, que le veía como un torpedo nacionalista catalán. Rosell le recordó que CiU había alentado un candidato alternativo al que ganó, Joaquim Boixareu, para presidir Foment. Aguirre, que tiene una ascendencia clara sobre CEIM, intentó, en su día, convencer a DF y Arturo Fernández de que la persona ideal para el cargo era Manuel Pizarro. Fue el propio Pizarro el que transmitió a DF su negativa aprovechando la presencia en el gran premio de motociclismo de Alcañiz (Teruel).

Rosell también se ha trabajado el apoyo de otros dirigentes empresariales y políticos, como Rodrigo Rato e Isidro Fainé, con los que mantiene muy buenas relaciones. De hecho, es consejero de Criteria, el brazo inversor de La Caixa que preside Fainé y donde estuvo sentado junto a Rato hasta que éste pasó a presidir Caja Madrid. El apoyo de las dos principales cajas es muy importante por el efecto arrastre sobre otras organizaciones sectoriales como la bancaria, la de seguros, la eléctrica... Al menos, eso es lo que piensa.

Por su parte, Herrero, cuya organización es muy poderosa y también tiene muy buenas relaciones políticas, pudo contrastar los apoyos el miércoles en la junta directiva, donde recibió dos revolcones consecutivos al proponer que las elecciones fueran antes del puente de la Constitución y que el documento sobre la Negociación Colectiva, que se difundió el jueves, se retrasase a después de los comicios. Las dos propuestas fueron rechazadas por una gran mayoría con DF a la cabeza.

Además de Banegas, puede abrir la puerta a otra gente. Se trata de ese grupo de dirigentes que no está dispuesto a recibir imposiciones ni a que se pierda democracia. En esas se enmarca el espíritu del Ox's reflejado en la cena que mantuvieron el martes en ese restaurante madrileño miembros del comité ejecutivo impulsados por Miguel Mirones (patronal cántabra). Además, figurarían José Luis Feito, Juan Pablo Lázaro (vicepresidente de Madrid) y Javier Ferrer (vicepresidente de Confemetal).

Sea cual sea la evolución de este proceso de dos meses, el reto de la patronal es superar la asignatura pendiente desde hace años de involucrar más a las grandes empresas españolas y, por tanto, ganar credibilidad en las relaciones tanto con el Gobierno como con los sindicatos.

Valeriano Gómez se estrena entre viejos camaradas

Entre viejos camaradas sindicalistas y socialistas, representantes de la patronal, altos cargos de un ministerio al que va a trabajar por tercera vez y visiblemente nervioso, Valeriano Gómez tomó posesión como ministro de Trabajo ya en horas tardías, como las más duras negociaciones. Hizo un discurso largo y lleno de recuerdos; pero con contenido. Y todos se preguntaban qué había querido decir cuando comparó la edad real de jubilación de España con la de Alemania y Francia y el gasto en pensiones. ¿Era un mensaje de que se puede revisar la pretensión de elevar la edad de jubilación a los 67 años? El tiempo lo dirá y se espera que pronto, ya que Gómez prometió impulsar el diálogo social.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de octubre de 2010

Más información