El PSE exigió que se quitase la palabra "Guggenheim" del pacto con el PNV

Los nacionalistas fijaron como prioritaria una partida para el museo de Urdaibai

La inclusión de una partida de 120.000 euros para realizar un informe en la zona de Sukarrieta, donde la Diputación de Vizcaya quiere levantar el nuevo Guggenheim de Urdaibai, tuvo su tira y afloja entre socialistas y PNV durante la negociación presupuestaria de la pasada semana. Fuentes de ambas formaciones confirmaron ayer a EL PAÍS que la referencia plasmada en el acuerdo tuvo solo una variación sobre lo planteado inicialmente: que no figurase en ningún momento la palabra "Guggenheim".

El PNV planteó desde el principio de la negociación que la partida destinada al estudio ascendiese a 120.000 euros. Ninguna de las dos partes intentó variar el importe económico del informe sobre las colonias de la BBK en Sukarrieta relacionado con el museo. Inicialmente, el PNV pretendía que supusiese el arranque para impulsar la nueva pinacoteca, lo que fue desechado por los socialistas, en sintonía con la postura del Gobierno vasco, contrario al proyecto de ampliación del Guggenheim que impulsa la Diputación de Vizcaya. En la negociación los socialistas también lograron suprimir el término "Guggenheim" del texto del acuerdo.

Cultura recalca que el informe previsto no alterará su rechazo al proyecto

La intervención de dirigentes del PSE -el consejero de Interior y coordinador del Ejecutivo, Rodolfo Ares, y los tres secretarios generales provinciales: José Antonio Pastor, Iñaki Arriola y Txarli Prieto- resultó determinante para limar la propuesta peneuvista, aunque no lograron su propósito de eliminarla.

De hecho, los negociadores del PNV situaron la referencia al estudio en la parcela de Sukarrieta como una de sus principales reivindicaciones, sabedores de que suponía otro desaire al lehendakari, Patxi López, en la pugna que mantienen el Gobierno y la Diputación de Vizcaya sobre el proyecto de museo. A cambio, la delegación del PSOE evitó la inclusión de otras exigencias nacionalistas, como la referencia a la oficialidad de las selecciones vascas.

Al final, el texto se concretó en destinar una partida de 120.000 euros para un estudio "sobre usos museísticos compatibles con la ley de Costas en la parcela de las colonias de la Bilbao Bizkaia Kutxa en el ámbito de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai". Sin citarlo, pero con la evidente conclusión de que se habla del Guggenheim.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

A pesar del malestar que la inclusión de esta partida ha causado entre los socialistas vascos - es el único punto del acuerdo con los nacionalistas que Patxi López ha censurado expresamente-, no afectará a su oposición a continuar con el proyecto, como pretende la Diputación de Vizcaya.

El Departamento de Cultura considera que, sea cual sea el contenido del informe al que la Dirección de Costas del Gobierno central destinará ese dinero, no permitirá que el comité ejecutivo de la pinacoteca apruebe la convocatoria de un concurso de ideas arquitectónicas para la ampliación en Urdaibai.

Fuentes de Cultura señalaron que si el estudio determina que la parcela de las colonias de Sukarrieta resulta compatible con la ley de Costas no cambiará "absolutamente nada". "La oposición al museo no es una opción medioambiental, sino de política cultural", subrayaron dichos medios.

El estudio citado se sumará a los 12 informes que el Guggenheim encargó el año pasado para evaluar la viabilidad de la ampliación en Urbaibai, todos ellos sufragados por la Diputación de Vizcaya.

El coste total de estos informes, realizados por empresas externas, ascendió a 342.632 euros. De ellos, el estudio sobre la legislación medioambiental y otras directrices de protección del entorno natural que deben aplicarse en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai fue elaborado por la ingeniería Idom con un coste de 17.900 euros.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS