Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Críticos y cineastas salen en defensa de las "ayudas de talento"

Los 400.000 euros que, en 2009, la Xunta destinó a "ayudas de creación y desarrollo del talento audiovisual" sirvieron, entre otras cosas, para que el cine gallego obtuviese uno de los mayores éxitos de su historia: el filme Todos vós sodes capitáns, de Óliver Laxe y subvencionado con 30.000 euros, obtuvo el premio de la crítica de la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes. Un manifiesto, difundido ayer, ha salido en defensa de este tipo de financiación pública puesto en marcha por la Axencia Audiovisual Galega del bipartito que ahora puede sufrir la tijera presupuestaria que amenaza a todo el sector.

Las "ayudas de talento" -este año ascendieron a 300.000 euros- tienen formato de beca de creación. No es necesario que una productora respalde la solicitud, se entregan a creadores individuales y estos sólo están obligados a entregar una copia al final. Las tarifas se dividen en 30.000 euros para largometrajes, 10.000 para cortos experimentales y 6.000 para cortos convencionales. Peque Varela, Alberte Pagán o Ángel Santos son algunos de los cineastas que se han beneficiado de ellas. "Sabedores de las dificultades económicas", reza el texto hecho público ayer, "pedimos a la Administración un esfuerzo para que se reduzcan en la menor medida posible y que en ningún caso se produzca su supresión".

Entre los abajo firmantes del manifiesto se encuentran reconocidos directores y críticos estatales como Isaki Lacuesta, Miguel Marías, Gonzalo de Lucas o Marti Freixas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de octubre de 2010