Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ikerbasque contará con un superordenador para desarrollar investigaciones científicas

Con el fin de agilizar el procesamiento de datos e impulsar la actividad investigadora vasca, Educación ha acordado con EJIE, la sociedad informática del Gobierno, la cesión de un superordenador que hasta ahora ha sido utilizado para investigaciones sobre el clima. A partir de este momento se pondrá a disposición de los grupos de investigación desde la red i2basque, perteneciente a la consejería y que en enero de 2011 pasará a depender de Ikerbasque.

El ordenador transitará así del clima a datos de investigaciones mucho más diversas, desde el alzhéimer hasta la física, pasando por la investigación de fármacos o los indicadores génicos relacionados con enfermedades. Y es que, con esta tecnología, se multiplica por cinco la capacidad de procesamiento necesaria para trabajar con datos procedentes de aceleradores de partículas u otras herramientas avanzadas para realizar investigaciones.

Educación informó ayer que la supercomputadora, que cuenta con 1.024 procesadores y 90 terabytes de disco duro, logra una potencia de cálculo sostenida de 11 billones de operaciones por segundo (11 teraflops). Costó 958.309 euros en 2009.

Hasta ahora, el superordenador ha sido utilizado dentro del propio Gobierno vasco para realizar varios trabajos europeos sobre meteorología y clima en el último año. Finalizados estos, Educación se ha hecho cargo del superordenador. Lo gestionará la red i2basque desde el propio centro de proceso de datos de EJIE. Esta red, a la que están afiliadas 60 entidades, es la puerta de entrada a otras redes a nivel nacional e internacional.

El equipo -el primer IBM iDataPlex que se instala en España-, completa las infraestructuras de alto rendimiento que ya existen en la UPV y los equipos del Donostia International Physics Center. La UPV ya adquirió un superordenador en 2007, Arina, una computadora que costó 780.000 euros y realiza 680.000 millones de operaciones matemáticas por segundo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de octubre de 2010