300.000 euros de césped

"Yo de hierba no entiendo", avisó el viernes Pep Guardiola, que aprovechó para recordar que la decisión de invertir en un césped nuevo para el Camp Nou no puede atribuírsele. El caso es que, tras jugar contra el Mallorca, día en que el mal estado del terreno llegó a límites insospechados, ayer se estrenó césped.

La noche del partido contra el conjunto mallorquín, la empresa encargada de cuidar el campo se mostró incapaz de asegurar que el estado de la hierba mejorara durante el parón por las selecciones. Así que la directiva del Barcelona tiró por la tangente y dio la orden de que se tomaran medidas, por drásticas que fueran. Barato no ha sido: el Barcelona pagará 300.000 euros por el nuevo tapete.

Entre el 4 y el 8 de octubre se levantó el campo y 470 paneles de césped llenaron 8.500 metros cuadrados de hierba fresca traída de Burdeos. "Está maravilloso", aseguró ayer en el descanso Andoni Zubizarreta, director deportivo del club, que profetizó la remontada de su equipo en el segundo tiempo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 17 de octubre de 2010.

Lo más visto en...

Top 50