Reportaje:Nissan Micra

Utilitario unisex

El nuevo Nissan Micra reúne un buen equipo de serie y precios asequibles: 10.900 euros

Cambio radical. La cuarta generación del Nissan Micra, que saldrá a la venta en noviembre, quiere romper su encasillamiento como coche urbano y minoritario dirigido al público femenino para aumentar sus ventas. Presenta un diseño exterior más impersonal, y sobre todo un planteamiento más sencillo y económico que le acerca a modelos de bajo coste y permite venderlo a precios más asequibles: desde 10.900 euros.

El Micra mide 3,78 metros de largo, algo menos que utilitarios europeos como los Peugeot 207, Ibiza y otros, que pasan de cuatro metros. Estas medidas permiten aparcar mejor en ciudad, pero limitan el espacio interior y el aplomo para viajar. Sin embargo, Nissan presenta este modelo como un coche urbano y, de momento, solo se venderá con un pequeño motor 1.2 tres cilindros de gasolina con 80 CV que destaca por su bajo consumo oficial y no paga impuesto de matriculación: 5 litros de media y 109 g/km de CO2.

Con una línea bastante anodina y un interior austero en los materiales y acabados que refleja su origen -se fabrica en India-, la mejor arma del Micra es su buena relación entre precio y equipo de serie. Se ofrece en cuatro acabados, Visia, Acenta, Tecna y Tecna Premium. El primero y básico cuesta 10.900 euros e incluye ya seis airbags, ABS, control de estabilidad ESP y ordenador de viaje, entre otras cosas. Y el aire acondicionado es opcional (1.000 euros). Pero no hay ningún coche de su tamaño tan equipado, sobre todo en seguridad, por ese precio. Si se pagan 1.500 euros más (12.400), el acabado Acenta añade climatizador, bluetooth y retrovisores eléctricos. Además, toda la gama tendrá 1.000 euros de descuento de lanzamiento.

En 2011 se ofrecerá una versión turbo (98 CV) del motor 1.2, pero Nissan descarta tener versión turbodiésel en este coche.

El nuevo Micra adopta una imagen más convencional.
El nuevo Micra adopta una imagen más convencional.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS