Buckingham anula su fiesta de Navidad por falta de dinero

Isabel de Inglaterra ha cancelado la fiesta de Navidad que celebra para su personal en el palacio de Buckingham debido a las "difíciles circunstancias financieras" que afectan al país, según indicó un portavoz real. Unos 600 empleados de las dependencias reales confiaban en asistir, junto con un acompañante, a una celebración festiva que la soberana costeaba cada dos años, pero se quedarán con las ganas. "La reina es muy consciente de las difíciles circunstancias económicas a las que se enfrenta el país. Por eso se decidió que era apropiado que la casa real mostrara moderación y anularA la fiesta", explicó el portavoz oficial del palacio. El pasado mes, The Independent informó de que el Gobierno británico había "arrebatado" a la monarquía el control de las finanzas del palacio.

Más información
El trasatlántico Queen Elizabeth zarpa rumbo a España

En un documento conocido como "memorando financiero" se establece formalmente la relación entre palacio y Gobierno y se imponen drásticas condiciones al empleo que puede hacer la reina de los 38,2 millones de libras (45,8 millones de euros) que pone a su disposición el Parlamento para pagar al personal a su servicio y los palacios que ocupa. Así el Gobierno puede pedir a la reina que reduzca sus gastos o incluso obligarla a depender exclusivamente de su considerable fortuna personal, heredada de sus predecesores en el trono.

Este acuerdo ahora hecho público es consecuencia de la creciente polémica entre el palacio y el Gobierno sobre los costes cada vez más elevados y la gestión del dinero con el que los ciudadanos británicos subvencionan a la familia real.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS